Hapag-Lloyd
La naviera alemana Hapag-Lloyd ha contratado a la consultora Roland Berger para encontrar más formas de reducir costes. "Ya que no hay previsiones lo suficientemente fiables, estamos buscando opciones que aseguren el futuro de nuestra empresa en el caso de que la situación en el sector de los contenedores no mejore", explicó Klaus Heims, portavoz de Hapag-Lloyd. Hapag-Lloyd ya ha comenzado también un programa de reestructuración e indicó que este año habrá un ahorro de costes de 700 millones $ (500 millones €). La compañía está bajo la presión de sus dos propietarios, el grupo turístico alemán TUI y el consorcio alemán Albert Ballin. En particular, uno de los miembros del consorcio, el magnate Klaus-Michael Kühne, ha pedido varias veces que haya más reducciones de costes. De momento, la compañía ha recibido un préstamo de 1.000 millones $ (713 millones €) de TUI, su anterior único propietario. "La situación global en el sector de los contenedores continúa siendo negativa", dijo Heims. "Así pues, Hapag-Lloyd tampoco puede escapar de esta tendencia". "La situación en la mayor naviera alemana está bajo control. Al igual que lo que han anunciado muchas otras navieras, nosotros también estamos aumentando las tarifas del transporte". Hapag-Lloyd ya aumentó a mediados de junio las tarifas del transporte en los servicios entre Asia, el norte de Europa y el Mediterráneo occidental en 500 $ (357 €) por TEU. La naviera también implementará un recargo de temporada alta de 150 $ (107 €) por TEU entre el 1 de agosto y el 31 de octubre.