video
  • Los ex trabajadores de COMESA denunciaron lo injusto que resulta que en los últimos tiempos se hayan producido contrataciones en la ex empresa sin tenérseles en cuenta.

Una treintena de ex trabajadores de Comesa, filial de la empresa Maersk, se han visto obligados a concentrarse estos días en las puertas de la naviera con el objeto de reclamar el cumplimiento del compromiso de recolocación alcanzado cuando perdieron sus puestos de trabajo. Cuando este colectivo perdió su empleo por la caída de la demanda en la empresa Comesa, dedicada a la reparación de contenedores, se alcanzó un acuerdo para que en un plazo no superior a un año y medio fueran recolocados en otros puestos de trabajo en la OCE. La protesta se inició por parte de los trabajadores como consecuencia de la falta de cumplimiento de este compromiso que ha realizado la empresa Maersk, lo que unido a que este colectivo ha culminado el cobro de los dos años de prestación por desempleo que les correspondía les sitúa en una situación de máxima precariedad.