MSC Sabrina
Aponte habla sobre el crecimiento de la flota de MSC Mediterranean Shipping Company (MSC) ha expandido su flota durante la recesión, pero su presidente, Gianluigi Aponte, insiste en que no tiene la intención de superar a Maersk en cuota de mercado y en que no ve los problemas actuales del sector como una oportunidad para comprar. Aponte fue entrevistado en Barcelona, donde acudió para asistir a la inauguración del crucero MSC Splendida. Según él, el crecimiento de la flota de portacontenedores del grupo ha sido una respuesta necesaria ante la extraordinaria crisis. "La flota de MSC ha crecido entre un 10 y un 12% desde el comienzo del año. No tenemos ningún barco inactivo, aunque lo tendríamos si este año no hubiésemos enviado al desguace entre 20 y 25 barcos". "Nosotros encargamos la construcción de varios barcos hace entre cuatro y cinco años, cuando nadie esperaba que se produjera semejante crisis económica. Así pues, este año vamos a recibir 12 nuevos barcos de entre 11.000 y 14.000 TEU". "Para hacer frente a la crisis, una de nuestras opciones era reducir el gasto en combustible y para hacerlo, añadimos muchos barcos a nuestros servicios. Por ejemplo, los circuitos en los que usábamos 8 ó 9 barcos han pasado a tener 11 ó 12 en algunos casos". "De este modo, hemos tenido un gran aumento en el número de barcos empleados sin necesidad de crear nuevos circuitos". "La estrategia ha funcionado, ya que MSC ha conseguido ahorrar 100.000 $ (71.500 €) mensuales y en los próximos meses calculamos que podremos aumentar esta cifra a 150.000 $ (107.250 €)". "MSC continuará reorganizando su flota este año. Antes de que acabe el año, enviaremos 20 barcos más al desguace, la mayoría de ellos de entre 1.500 y 2.000 TEU". Aponte tampoco quiso descartar que quizás se desguacen más barcos aparte de estos 20 indicados. "Tenemos planes de reducir más todavía nuestra capacidad si eso es lo necesario; siempre hay que estar preparado para ajustar el tamaño de la flota cuando la situación lo requiera". Este año ya han sido desguazados entre 300.000 y 350.000 TEU del total de la flota mundial. Aponte cree que esto es una consecuencia de que cada vez se están uniendo a las flotas barcos de mayores tamaños, lo que está forzando a las navieras a reestructurar sus líneas. "Los principales afectados por todo esto son los barcos de entre 5.000 y 6.000 TEU, ya que son demasiado pequeños para ser utilizados en circuitos afectados por los bajos precios del transporte y demasiado grandes para realizar servicios feeder". Pero a pesar de la situación actual, Aponte sigue siendo optimista. "Ha habido señales esporádicas de crecimiento en la economía global y en el sector de los contenedores, donde ha habido una reactivación en los volúmenes de mercancías y en las tarifas del transporte". "Ha habido un incremento general de 300 $ (214,40 €) por TEU entre Asia y Europa, y en el Pacífico también estamos esperando para agosto un aumento de entre 150 y 250 $ (107,20 y 178,70 €) por TEU". Aponte también insistió en que la posición de la compañía en el ranking global de navieras le importa poco. "No me importaría ser tercero, cuarto o quinto mientras que la empresa sea rentable y cumplamos con nuestro trabajo".