APM terminals Algeciras

El equipo ejecutivo del grupo AP Moller-Maersk explicó ayer que la principal sección de la compañía, la del transporte marítimo de contenedores, en los últimos meses no está siendo tan rentable como otros departamentos de la empresa, de modo que de cara al futuro se destinarán las inversiones a estas otras secciones. El jefe ejecutivo del grupo, Nils Andersen, dijo en unas declaraciones al periódico danés Berlingske Tidende que Maersk Line en las últimas dos décadas ha hecho fuertes inversiones en su flota de portacontenedores, pero que ahora mismo no es nada rentable y no tiene sentido seguir aumentando el tamaño de la flota. Este hecho, junto al del descenso de los beneficios, han hecho que el grupo danés prefiera ahora enfocar sus futuras inversiones en su sección de petroleros y en las terminales. "Debemos centrar nuestras inversiones en los departamentos que nos vayan a proporcionar una mayor rentabilidad. El rendimiento de Maersk Line en estos últimos años ha estado por debajo de lo esperado y es complejo poder obtener mayores ingresos procedentes de esta sección. Por lo tanto, ahora nos enfocaremos sobre todo en invertir en las terminales y en los petroleros", afirmó Andersen. En los últimos años, Maersk ha invertido 11.140 millones $ (8.050 millones €) en nuevos barcos y proyectos, pero ahora prefiere centrarse en estas otros departamentos de gran potencial. "Nuestras actividades comerciales relacionadas con el petróleo y con las terminales están creciendo en el mercado a un ritmo bastante rápido", comentó Andersen, quien también quiso hacer hincapié en que incluso cuando la economía global se estabilice, el grupo no encargará nuevos barcos para Maersk Line, sino que fletará barcos por determinados períodos de tiempo para así incrementar la flexibilidad.