nor-shipping
La investigación recientemente publicada por Det Norske Veritas (DNV) revela que es posible reducir las emisiones de gases de efecto invernadero hasta en un 15% en los barcos actualmente existentes y con la teconología de hoy en día. Hablando con los periodistas en Oslo, el subdirector ejecutivo de DNV, Tor Svensen, dijo que no hay razones para esperar más. "En la Conferencia Climática que se celebra en Copenhague en diciembre, se espera que el sector marítimo haya desarrollado propuestas para controlar las emisiones de gases de efecto invernadero", explicó. DNV ha desarrollado el programa Triple E con el objetivo de valorar la eficiencia energética y medioambiental de los barcos (Environmental and Energy Efficiency) independientemente de la edad o del tipo de los barcos y de si éstos están o no registrados por la DNV. "Para los barcos, el llevar la velocidad más adecuada, el planear la ruta más convieniente en función de las condiciones meteorológicas o la rugosidad de la superficie del casco y la hélice son factores clave para el ahorro de energía". "Mientras que para los nuevos barcos, el que el casco tenga una forma óptima, los cambios en los sistemas de propulsión y la introducción de nuevas tecnologías para el ahorro de energía podría servir para reducir las emisiones de dióxido de carbono en un 50%".