misc
La naviera malaya MISC, líder en el mercado intra-asiático, se ha retirado de la Grand Alliance, la mayor alianza en el sector del transporte marítimo de contenedores y de la cual era miembro MISC desde 1998. Esta decisión fue anunciada ayer en unas declaraciones dirigidas a la Malaysian Stock Exchange. Esta retirada de la Grand Alliance (donde las navieras comparten espacios en los barcos de las otras en un acuerdo similar al que tienen las líneas aéreas) se debe a que MISC está abandonando totalmente sus actividades comerciales entre Europa y Asia, y la naviera sólo participaba en la alianza para las decisiones relacionadas con las rutas Asia-Europa. Así pues, la Grand Alliance se queda con sólo tres miembros: la alemana Hapag-Lloyd, la japonesa NYK Line y la hongkonesa OOCL. Hace cinco años, la alianza contaba con cinco miembros, entre los cuales estaba la que por entonces era la tercera mayor naviera del mundo, la anglo-holandesa P&O Nedlloyd, que dejó la alianza a comienzos del 2006 tras pasar a formar parte de AP Moller-Maersk. La retirada de MISC es el último síntoma de la crisis a la que se están enfrentando las navieras viéndose afectadas por la baja demanda y la sobrecapacidad. Esta semana, Maersk Line, la mayor naviera del mundo, ha anunciado que en el primer trimestre del año los volúmenes de contenedores transportados han bajado en un 15% en comparación con el mismo período del 2008. Hapag-Lloyd tuvo también un descenso del 15%, mientras que en la singapurense Neptune Orient Lines estas cifras bajaron hasta un 27%. En el sector también se están esperando noticias de la chilena CSAV, la principal naviera sudamericana y decimosexta del mundo, que anunció planes para aumentar su capital. Sin embargo, esta operación está paralizada desde que los astilleros se negaron a cancelar varias órdenes de nuevas construcciones de elevado coste que tiene pendientes CSAV. En las declaraciones, MISC dijo que como ya es sabido, el sector naviero se está viendo muy afectado por la crisis. "El que nos retiremos del comercio Asia-Europa es parte de unos planes de reestructuración para conseguir un equilibrio firme que nos lleva a una expansión en el futuro". Philippe Damas, director de la sección de navieras de Drewry Shipping Consultants, dijo que la retirada de MISC provocará confusión en el sector. "Muchas navieras querrían dejar el comercio Asia-Europa, donde las tarifas están muy bajas", añadió Damas. "Sin embargo, esto sólo es posible para navieras más pequeñas como MISC o la israelí Zim".