Eivind Kolding
  • En crisis no debemos permitir que la competencia gane negocio a nuestra costa
"Mantener nuestra cuota de mercado es ahora nuestra principal prioridad", afirmó Eivind Kolding, jefe ejecutivo de Maersk Line, en un claro mensaje a sus competidores. Esto supone un cambio con respecto a hace 18 meses, cuando Maersk introdujo su estrategia StreamLINE para proporcionar un servicio más rápido a sus clientes en un momento en el que las rutas comerciales todavía contaban con un crecimiento de dos dígitos. Por aquel entonces, Nils Andersen, jefe ejecutivo de AP Moller-Maersk, dijo que la compañía sobre todo se centraría en restaurar la rentabilidad. "Con el sector pasando ahora por una recesión sin precedentes, en Maersk Line hemos decidido que lo importante es mantener nuestra posición actual en el mercado", explicó Kolding a Lloyd’s List. "Estando en crisis no debemos permitir que la competencia gane negocio a nuestra costa". Kolding hizo unos comentarios similares hace unos pocos meses, especialmente al referirse al comercio entre Asia y Europa, que estaba en ese momento en medio de una guerra de precios, aunque esta vez ha puesto aún más énfasis que en aquella ocasión. Hace poco también los directivos de Mediterranean Shipping Company hicieron unas declaraciones parecidas dándole una gran importancia a la cuota de mercado. MSC ha estado acortando distancias con Maersk en los últimos meses después de expandir la capacidad de su flota fletando barcos a precios muy bajos, aunque Kolding quiso dejar claro que sus comentarios no van dirigidos específicamente a MSC, el mayor rival de la naviera danesa. "Sí, competimos con MSC, pero también competimos con todas las demás navieras; no quiero destacar ninguna en concreto", afirmó Kolding. Maersk se siente capaz de mantenerse en una buena posición competitiva después de haber disminuido los costes en un 6%, lo que ha supuesto un ahorro bastante considerable. Esta reducción de costes se ha hecho mediante recortes de personal, disminuyendo el consumo de combustible a través de navegaciones más lentas y reduciendo el tiempo que los barcos tienen que esperar para atracar a través de mejores comunicaciones entre los puertos y los buques. Ahora Maersk está trabajando en planes para reducir aún más la velocidad de sus barcos, de modo que velocidades de unos 10 nudos podrían ser las más adecuadas. Kolding también destacó que para mantenerse competitivos en precios es necesario mantener las tarifas del transporte en un margen de 200 $ (143,28 €) con respecto al resto de precios del sector. "Dentro de este rango de precios fijaremos nuestros precios", indicó Kolding. "Estamos seguros de que esto nos ayudará a mantener nuestra cuota de mercado, pero si nos salimos del margen de precios, no podremos conseguir los volúmenes que pretendemos". Según Alphaliner, la cuota de mercado de Maersk Line en términos de capacidad de la flota se ha visto reducida pasando de un 16.1% a un 14.1% en los 15 meses anteriores a abril, mientras que la de MSC ha crecido pasando de un 10.4% a un 11.5%. En el 2005, tras la adquisición de P&O Nedlloyd por parte de Maersk, la cuota de mercado de la naviera danesa alcanzó el 18%.