Ángel Villar y Alfonso Linares
El Partido Andalucista, a través de su secretario local, Ángel Villar y el miembro de la ejecutiva, Alfonso Linares, mostró ayer su preocupación por la ejecución de las obras de ampliación de la fase cuarta de Crinavis, algo que perjudicaría a la regeneración del litoral de la playa de poniente. Villar recordó que el alcalde de la ciudad había garantizado que mientras él estuviera, no iba a permitir que se ejecutaran las obras. Desde el PA enviaron un escrito al presidente de la Autoridad Portuaria Bahía de Algeciras, APBA, Manuel Morón, en el que le preguntaban si existían planes para la desafectación del dominio portuario este tramo de poniente. Morón les aseguró que no era intención de la APBA el no llevar a cabo los proyectos recogidos en el Plan Director, y que «cuentan con la conformidad del Ayuntamiento, según un convenio suscrito el 11 de junio de 2004». Además, en el escrito, recuerda una desafectación anterior fechada en febrero de 1998, «desde 20 metros al norte del espigón existente al norte del pantalán de San Felipe, hasta 300 metros al sur del límite del término municipal». Ante esta respuesta, desde la ejecutiva local del PA, entienden que Juárez «debe dirigirse a la ciudadanía linense y explicar el por qué de esta situación, si él le da a este convenio firmado otra interpretación distinta, o tal vez es que entiende que por el tiempo transcurrido ha dejado de tener vigencia, o si piensa denunciar el convenio ante la imopsibilidad de no poder regenerar la playa de Poniente mientras no se produzca la desafectación». Los andalucistas instan al alcalde a convocar al Pleno municipal para tomar el acuerdo unánime de trasladar la solicitud a la APBA para que desafecte la zona. No obstante, Villar quiso puntualizar que la intención de su partido no es la de oponerse al desarrollo portuario, pero entienden que podriá realizarse al igual que ha pasado en Algeciras con Isla Verde Exterior, «donde el crecimiento portuario ha sido hacia el interior de la bahía sin perjudicar a la costa». Por último, lamentaron los perjuicios que podría tener de cara al atractivo de la entrada de la ciudad por Campamento. «Con cinco contenedores en altura, con la visión hacia arriba, no ves ni Gibraltar», afirmó Alfonso Linares.