Canal de Panamá
La Autoridad del Canal de Panamá (ACP) finalmente se ha resistido a las presiones del sector para que pospusiese el incremento del peaje en un 14%, aunque a cambio ofrecerá a sus usuarios una reducción del 20% dentro de un peaje de 72 $ (53,86 €) por TEU para todos aquellos barcos que transiten el canal cargando un 30% o menos de su capacidad. Este descuento se empezará a aplicar a partir del 1 de junio y se extenderá durante cuatro meses hasta el 30 de septiembre. Las navieras, que se han tenido que enfrentar ante una disminución del 25% en la mercancía transportada, habían estado presionando para posponer un incremento de 9 $ (6,73 €) por TEU en el peaje que finalmente fue introducido el viernes. Así pues, las peticiones de las navieras han sido ignoradas y el hecho de que la ACP no haya ofrecido mayores descuentos a las navieras tampoco ha sido una sorpresa para éstas. "No nos sorprende esta decisión de la ACP, ya que era lo que nos esperábamos", dijo Tony Mason, secretario general de la International Chamber of Shipping (ICS). "De todos modos, estamos agradecidos por los descuentos planeados, aunque algo decepcionados también, ya que no creo que nuestros problemas económicos estén resueltos a finales de septiembre". "Por otro lado, todavía no hemos recibido ninguna respuesta por parte de la Autoridad del Canal de Suez ante nuestras peticiones de reducir el precio de los peajes". Aparte de estos descuentos, se les ofrecerá una reducción de 5.000 $ (3.730 €) en las tarifas mínimas de reservas a los buques de mayor tamaño, lo que supondrá un descuento del 14% en las reservas, aunque sólo un ahorro de un 1% en el coste total de transitar el canal. Las cuotas por llegadas tardías también van a ser disminuidas y el tiempo de antelación requerido para cambiar los buques que tienen reserva será reducido de 60 a 30 días. "Es necesario atender a las demandas de los clientes en estos tiempos de incertidumbre económica, de modo que la Autoridad del Canal de Panamá ha anunciado este viernes un plan que servirá para reducir los costes a corto plazo y que también dotará de mayor flexibilidad a su sistema de reservas", explicó la ACP en unas declaraciones. Pero estas medidas introducidas apenas han servido para satisfacer las demandas de la International Chamber of Shipping. Por ejemplo, un barco con 4.300 TEU ahora pasaría de pagar un peaje de 270.900 $ (202.120 €) a pagar uno de 309.600 $ (231.580 €). Los buques que usen el sistema de reservas, ahora tendrán que pagar 30.000 $ (22.380 €) para así evitar retrasos en momentos de congestión. Si a esto le añadimos el coste de la asistencia de remolcadores, en total el coste del tránsito sale por más de 350.000 $ (261.800 €) por viaje. Además, el ahorro de costes por parte de las navieras ha hecho que la utilización del sistema de reservas haya bajado de un 94,3% a un 79,6% en el primer trimestre del 2009. La ICS ahora pretende negociar con la ACP para que extienda el período en el que se va a ofrecer esta reducción del 20% para los barcos que transporten menos de un 30% de su capacidad total.