CKYH Alliance
  • China Cosco, socio de Hanjin Shipping en la 'CKYH Alliance', pretende cancelar algunas nuevas construcciones después de las grandes pérdidas sufridas
China Cosco, el mayor operador de graneleros del mundo, ha indicado que está en negociaciones para retrasar o cancelar algunas de las nuevas construcciones que tiene planeadas debido a las pérdidas sufridas a causa de los bajos precios del transporte. En concreto, para el año 2010 la compañía espera conseguir retrasar tres de las nueve entregas de portacontenedores que tiene previstas para ese año y calcula que su tráfico de mercancía a granel se reducirá este año en un 44%, ya que el enfriamiento de la economía china está afectando a la demanda de hierro, un ingrediente necesario en la fabricación de acero. "No hay señales de recuperación todavía", explicó Gideon Lo, un analista de DBS Vickers. "Es probable que China Cosco tenga más pérdidas este año". Las pérdidas de China Cosco fueron de 3.500 millones de yuanes (512 millones $ / 386 millones €) en la segunda mitad del 2008, mientras que en el mismo período del 2007 obtuvo un beneficio de 18.500 millones de yuanes (2.706 millones $ / 2.040 millones €). Pero el período en el que se ha concetrado la mayor parte de las pérdidas del 2008 fue en el último trimestre, con pérdidas de 4.100 millones de yuanes (600 millones $ / 452 millones €). Para todo el año 2008, el beneficio total fue de 11.600 millones de yuanes (1.700 millones $ / 1.280 millones €). Por su parte, China Shipping Container Lines, la segunda mayor naviera del país después de China Cosco, también ha confirmado que espera pérdidas en este primer trimestre del año. En cuanto al transporte de mercancía a granel, para este año se prevé que China Cosco transportará 846.000 millones de toneladas, es decir, tan sólo algo más de la mitad de los 1,5 billones de toneladas que se transportaron el año pasado. El transporte de contenedores no se verá tan afectado, aunque también experimentará una reducción a 5,2 millones de TEU en comparación con los 5,8 millones de TEU del año pasado. Sobre todo, esto se deberá a la reducción de la capacidad en las rutas transpacíficas y entre Asia y Europa. Es posible que las tarifas del transporte aumenten a partir del 1 de julio en 300 $ (226 €) para las rutas entre Asia y Europa, y en 600 $ (452 €) para las rutas transpacíficas. Según Lloyd's Register, las navieras en total ya han cancelado aproximadamente la construcción de 260 barcos en todo el mundo.