brujula - nuevas rutas
El aumento de los ataques piratas que han tenido lugar últimamente ha hecho que algunos expertos del sector hayan hablado acerca de cómo aparte del problema de la crisis, ahora a las navieras se les están sumando las primas de seguros aún más caras en el caso de que sus barcos pasen por el golfo de Adén. "Los piratas fueron los únicos que tuvieron un buen año en el 2008", dijo Crispian Cuss, un asesor de seguridad del Olive Group. El golfo de Adén, que conecta el océano Índico con el mar Rojo y el canal de Suez, es una de las zonas marítimas más concurridas y peligrosas del mundo. Los piratas se han vuelto más agresivos y es muy posible que la situación empeore, ya que la liberación del capitán Richard Philips se saldó con la muerte de tres secuestradores y esto no ha tardado en desencadenar las amenazas de los piratas. Todo esto ha llevado a que el coste del seguro de los barcos ahora sea más caro. Algunas compañías están invertiendo más tiempo para entrenar a su tripulación y otras prefieren evitar cruzar por esta zona haciendo largos circuitos alrededor del sur de África, algo que puede añadir varios millones más a los costes de cada viaje. Los grandes barcos normalmente tienen tres tipos diferentes de seguros: los que cubren los daños que puedan afectar a la embarcación, los que se encargan de asuntos relacionados con la tripulación (como el pago de indemnizaciones, por ejemplo) y por último, los de riesgo de guerra, que cubren actos de guerra, insurgencia y terrorismo. Aunque este último tipo de seguros normalmente cubre también los actos de secuestro y piratería, las aseguradoras suelen hacen pagar una cantidad extra a los barcos que se arriesgan a cruzar zonas de alto riesgo como el golfo de Adén. Otras aseguradoras, como Aon Corp. (con sede en Chicago) o la londinense International Security Solutions Ltd., han lanzado recientemente nuevos planes para cubrir las pérdidas provocadas por la piratería, incluyendo por ejemplo en la misma póliza el precio del rescate o los retrasos de las mercancías. También resulta caro para las navieras la otra opción disponible, que es la de tomar el largo camino alrededor del sur de África en lugar de acortar por el canal de Suez. Por ejemplo, enviar un petrolero de Arabia a EEUU a través del sur de África aumentaría los costes anuales de combustible a 3,5 millones $ (2,66 millones €). Además, el realizar esta ruta supondría que el barco sólo podría hacer cinco viajes anuales en lugar de seis, reduciendo la capacidad de entrega en un 26%. Aunque en concreto, las economías europeas son las que se pueden ver más afectadas por esto, ya que un 80% de las rutas comerciales que pasan por el canal de Suez tienen a Europa como destino. Mientras que algunas compañías como Maersk han decidido hacer que sus petroleros pasen por el sur de África, otras se han mostrado reacias a soportar el coste extra que ello supone. Sin embargo, algunos analistas creen que la recesión puede hacer que la ruta del sur de África sea más atractiva debido al menor precio del combustible. "Como resultado de que los barcos tengan que bordear el cabo de Buena Esperanza, la demanda de fuel ha aumentado en el oeste africano, ya que muchos barcos procedentes del este necesitan repostar después de haber bordeado el cabo. Por otra parte, los ingresos de Egipto procedentes del canal de Suez han bajado bastante este año", dijo Jim Wilson, el corresponsal en Oriente Medio de la revista Fairplay International Shipping Weekly. "Los ataques piratas han empezado a espantar a algunos marineros. Por ejemplo, la tripulación de un barco recientemente rechazó viajar de Mombasa (Kenia) a Sudáfrica por miedo a los posibles ataques", explicó Noel Choong, director de un centro informativo malayo, el International Maritime Bureau. Por su parte, el asesor de seguridad David Johnson advirtió de que incluso coger el largo camino para evitar la costa somalí no asegura en un 100% el esquivar el ataque de los piratas. Las aseguradoras también han tomado nota del incremento de los ataques piratas: "Hasta hace poco tiempo, las aseguradoras considerábamos que los buques estaban relativamente seguros si se encontraban a una distancia considerable de la costa somalí. La situación ha cambiado bastante en tan sólo un mes", dijo Smith, director de la Lloyd's Market Association. Drewry Shipping Consultants Ltd. recientemente predijo que el transporte global de contenedores se reducirá en un 4,5% este año, lo que supondrá el primer descenso después de varias décadas de crecimiento constante.