video

1. Sanciones a los paraísos fiscales y mayor transparencia. Los líderes del G20 adoptaron un plan para reactivar la economía mundial que conlleva una lista de los paraísos fiscales, impone sanciones a aquellos países que no cooperen, y regula los salarios y bonificaciones de banqueros. Los jefes de Estado y de Gobierno acordaron una reforma del sistema financiero global, incluidos los hedge funds (fondos de alto riesgo), el control de las agencias de calificación y el establecimiento de un sistema internacional contable más claro. "El secreto bancario es una cosa del pasado", subrayó Brown, quien añadió que es necesario "limpiar los bancos" para restablecer las líneas crediticias a empresas y ciudadanos, y que también habrá nuevas reglas sobre los bonos de los directivos bancarios. 2. Inyectar un billón de dólares adicional para recuperar el sistema financiero antes de fin de 2010. El Fondo Monetario Internacional (FMI) triplicará sus recursos y recibirá 500.000 millones de dólares adicionales a los 250.000 millones ya comprometidos para este organismo, y habrá otros fondos para el Banco Mundial (BM)y el Foro de Estabilidad Financiera. Brown confirmó además que los líderes mundiales se comprometieron a erigir un nuevo sistema de regulación internacional y adoptar "cualquier acción que sea necesaria" para recuperar la senda de crecimiento. 3. Nuevas reglas para limitar los salarios y bonificaciones de los banqueros. Brown aseguró este jueves que pretende imponer sanciones y regular los salarios y bonificaciones de los banqueros. 4. Venta del oro del FMI para los países pobres. Los líderes del G20 acordaron que el Fondo Monetario Internacional (FMI) venda su oro para ayudar a los países más pobres. 5. Jefes del FMI y BM nombrados por mérito y no por nacionalidad. El director gerente del FMI y el presidente del Banco Mundial (BM) serán designados en adelante por sus méritos y ya no por el acuerdo tácito que atribuía la jefatura del primero a un europeo y la del segundo a un estadounidense, señaló el comunicado del G20 al cabo de su cumbre de Londres. "Con el fin de ayudar a nuestras instituciones financieras a manejar la crisis (mundial) y a prevenir crisis futuras, debemos reforzar su importancia a largo plazo, así como su eficacia y su legitimidad", dijo el comunicado final de la cumbre de las principales potencias industrializadas y emergentes. Para eso, el G20 recomienda que los jefes de las instituciones financieras internacionales sean "nombrados en función de un proceso de selección abierto, transparente y basado en los méritos". 6. Concluir la 'Ronda de Doha'. Los líderes del G20 se han puesto de acuerdo también en la necesidad de "actuar urgentemente" para concluir la Ronda de Doha de liberalización del comercio mundial. 7. Nueva reunión del G20 este año para evaluar el plan. Una tercera cumbre del G20 tendrá lugar tras la próxima Asamblea General de Naciones Unidas, en septiembre próximo en Nueva York.