Golpe de efecto: La naviera danesa Maersk, a través de su filial APM Terminals, ha enviado una carta a TMSA (Agencia Especial Tánger-Mediterráneo), anunciando claramente la intención del grupo de aplazar su inversión en Tánger-Med II. La gigante mundial del transporte marítimo y de los servicios portuarios se había comprometido, en cooperación con el Akwa Group (grupo que aportaría un 10% del capital), a invertir en el equipamiento y la explotación del muelle de contenedores de Tánger-Med II. Aclaramos de paso que las dos compañías ya están operativas en Tánger-Med I, donde explotan en concesión 800 metros lineales de muelle de contenedores. Y si las cosas parecen más o menos ir por el buen camino en Tánger-Med I, el futuro de Tánger-Med II se anuncia incierto. De hecho, en esa carta enviada a las autoridades portuarias, la naviera danesa explica que su decisión se debe principalmente a tres razones. En primer lugar, el tráfico marítimo de contenedores ha bajado casi un 50%. Este descenso comenzó en el 2008 y continúa en el 2009 sin ningún indicio que indique una mejora a corto plazo. "Lo que buscamos actualmente es generar flujo de caja inmediatamente, mientras que en el pasado nos centrábamos en invertir para aumentar nuestras capacidades. Y Tánger-Med II no nos sirve para generar liquidez inmediata", explicó el 6 de marzo Kim Fejfer, presidente del consejo de administración de AP Moller-Maersk y encargado de la gestión de las terminales de contenedores. La segunda razón se debe al elevado nivel de impuestos de las concesiones aplicadas a Tánger-Med. Además, según una fuente próxima a la empresa, el responsable del grupo a cargo de la zona mediterránea se ha desplazado a Marruecos hace tres semanas para informar a TMSA de la supresión de un 30% de los efectivos operativos en Tánger-Med. Sin embargo, no se ha podido conseguir que confirme esto Étienne Rocher, director general de APM Terminals Tánger. Y la última razón es la falta de financiación. Najib Cherfaoui, experto en la materia, reconoció que ha habido una bajada del tráfico, pero rechazó las otras dos razones dadas por la naviera danesa: "Maersk ha echado el cerrojo al estrecho de Gibraltar con la concesión de Tanger-Med I, lo que explica que el sitio no es totalmente prioritario para ellos".