Nils Andersen
AP Moller-Maersk tiene como objetivo reducir los gastos en más de 1.000 millones $ (750 millones €) como parte de los esfuerzos de la compañía por asegurarse su futuro. En un mensaje a los empleados, el presidente Nils Andersen ha expuesto los riesgos de no ser capaz de controlar los gastos.

"Necesitamos una mentalidad de liderazgo. No nos vale sólo con ser competitivos en los costes teniendo como referencia a nuestros mejores competidores, ya que esto supone poner en riesgo la supervivencia a largo plazo de nuestra compañía".

Estas rotundas declaraciones sobre las perspectivas de AP Moller-Maersk aparecen en la última edición de Maersk Post, publicada poco después de que los resultados anuales del grupo fuesen hechos públicos.

"Ser competitivos en costes es un prerrequisito, no sólo para atravesar la crisis, sino también para asegurar que saldremos de ella como una compañía eficiente en costes, lista para conseguir ampliar la cuota de mercado en cuanto el crecimiento vuelva".

El grupo ha tenido un beneficio de 3.500 millones $ (2.600 millones ) en 2008, pero el señor Andersen indicó que el mundo está en constante cambio, así que hay que ajustarse a la nueva realidad mundial.

"Con los bajos precios del petróleo y con la caída del mercado de contenedores debido a la sobrecapacidad y a los deficitarios precios del transporte, el resto del 2009 será difícil para la mayor parte de nuestras unidades de negocios". "Donde se va a reflejar mejor esta dificultad es en Maersk Line, que se va a tener que enfrentar ante las peores condiciones de toda la historia en el sector del transporte de contenedores". "El año pasado, el objetivo de Maersk era aumentar la rentabilidad, pero el objetivo de este año es mantenernos competitivos. Queremos fijarnos mayores objetivos, pero también hay que ser realistas". "Cuando acabe este año, esperamos poder decir que Maersk Line superó a sus competidores, ha mejorado la rentabilidad y ha satisfecho clientes al mismo tiempo que ha continuado ampliando su cuota de mercado". "Como he dicho, el mercado está en constante cambio, de modo que no podemos seguir haciendo negocios de la misma forma que hasta ahora. Y en esto entre en juego todos los gastos operativos de todas nuestras unidades".

Por su parte, Maersk Line anunció un incremento general para las cuotas de las mercancías de resina sintética entre Norteamérica y el Mediterráneo, que serán de 100 $ (80 €) por contenedor y que se harán efectivas a partir del 15 de abril.