EEUU
AP Moller-Maersk cambiará varios de sus portacontenedores del registro británico al estadounidense, aunque desde la empresa se advierte de que esto a largo plazo no supondrá una reducción de la flota de Reino Unido. Cuatro buques de 4.400 TEU, incluyendo el Greenwich Maersk construido en el 2000 (renombrado como Maersk Wisconsin), han sido transferidos a los EEUU, donde pasarán a formar parte del Maritime Security Program. Otros cuatro portacontenedores más pequeños pasarán del registro británico al brasileño. Maersk Co, la filial británica del grupo danés, es una de las mayores navieras del país con una flota de alrededor de 100 barcos de los cuales, 80 tienen la bandera de Reino Unido. Sin embargo, Maersk y otras navieras con sede en Reino Unido, se han dado cuenta de que el país está poniendo en riesgo su situación como centro marítimo líder a través de una serie de medidas fiscales bastante impopulares. Las navieras critican la falta de certeza acerca del sistema de tarifas del tonelaje junto con la larga espera que llevan para que el gobierno decida sobre las ayudas para la formación del personal. A pesar de ello, los directivos de Maersk insisten en que estos cambios de bandera no hay que interpretarlos como una señal de aviso para el Reino Unido. "Los barcos en cuestión fueron cambiados a otros registros debido a razones comerciales", dijo Terry Cornick, director general de Maersk Marine Services. "Las decisiones acerca de dónde deben ser abanderados los barcos operados por AP Moller-Maersk son tomadas en Copenhage y en los pasados tres años, alrededor de una docena de buques se han unido a la flota de Reino Unido a los que hay que añadirles los que están por venir". Aparte de estos cuatro barcos, Maersk también ha cambiado al registro de EEUU dos de tamaño similar que pertenecían al registro holandés y otros dos del registro hongkonés. Los ocho barcos funcionarán ahora bajo el MSP (Maritime Security Program, que los autorizará para recibir cada uno una subvención de 2,6 millones $ casi 2 millones de euros). Bajo este programa, los barcos deben también estar preparados para ser utilizado con fines militares si ello fuera necesario. "Ocho de los barcos que Maersk ya utilizó bajo el MSP han pasado el límite de 25 años y ahora han sido abanderados en las Islas Marshall", comentó Cornick. Niels-Christian Lilleøre, subdirector general en gestión de la flota, dijo que tres de los ocho barcos serán mandados al desguace y que los otros cinco serán devueltos a sus propietarios. Entre los cuatro barcos de 2.500 TEU que han sido abanderados en Brasil, donde ahora operarán con una filial de AP Moller-Maersk, se encuentran el Maersk Newbury y el Maersk Newport construidos en el 2008. Han sido transferidos por razones comerciales, permitiendo a AP Moller-Maersk aprovecharse de sus oportunidades de mercado en Sudamérica.