port shipping containers
  • La disminución en el tráfico de mercancías y la falta de un adecuado apoyo bancario han obligado a los operadores de terminales chinos a retrasar las inversiones en proyectos de expansión
Ken Chan, subdirector general de Cosco Pacific, explicó en la TOC Asia conference de Shenzhen que los operadores de terminales retrasarán las inversiones al menos seis meses. También añadió que todos los proyectos que están en fase de planificación han sido archivados. El descenso del rendimiento a comienzos de este año justo después del acabar el 2008 con un trimestre desastroso, es una de las principales razones para este cambio estratégico. De hecho, en enero de este año, el volumen de contenedores procesados (8,99 millones de TEU) estuvo un 13,9% por debajo de los de este mismo período en el 2008 (10,24 millones de TEU). En el 2008, cinco puertos chinos han sido clasificados entre los diez puertos con mayor tráfico de todo el mundo. Y de ellos, los dos principales puertos de este país, el de Shanghái y el de Shenzhen, que ocupan el segundo y cuarto puesto en el ranking mundial, registraron un descenso del 18 y del 21% respectivamente en su rendimiento de febrero. "El aplazamiento de las inversiones portuarias no sólo se debe a que los operadores han decidido detener el gasto de capital, sino también a que cada vez se hace más difícil conseguir prestamos bancarios debido a la crisis financiera global", dijo Ken Chan. También explicó que los bancos no han parado de proporcionar financiación a los operadores portuarios, pero que se están tomando últimamene más tiempo para evaluar los proyectos. "Las terminales de tamaño mediano y pequeño tamaño están encontrando difícil conseguir préstamos bancarios, y para los operadores portuarios, el coste de la financiación se está incrementando". "Un interesante fenómeno que estamos observando es que los operadores de terminales y las navieras son las únicas empresas que están expresando interés en invertir en China. En los pasados dos o tres años, vimos muchos inversores poco habituales ahora mismo, como por ejemplo empresas constructoras que desempeñaban un papel esencial en el sector. Sin embargo, con los problemas económicos actuales, ya no podemos contar con inversores de este tipo.'' Ken Chan añadió que la mayoría de las empresas cuya principal actividad no tiene que ver con la inversión en terminales, están buscando la forma de salir de tales operaciones para así dedicarse exclusivamente a su actividad central. A pesar de la recesión y de la dificultad para financiar los proyectos, Ken Chan cree que los propietarios de los puertos deberían intentar mejorar ahora sus instalaciones y también animó a las terminales a mejorar sus servicios. "Si los operadores de terminales quieren acabar con la crisis, deben incrementar su oferta de servicios". Sin embargo, muchos operadores de terminales no se atreven a afrontar este tipo de gastos debido al descenso tanto en los ingresos como en los volúmenes de contenedores. Las navieras por su parte han reducido el número de rutas, han dejado barcos inactivos y se han apretado el cinturón hasta que todo mejore. También han presionado a las terminales para así poder reducir costes. "Sabemos que las navieras están pasando por un mal momento y que las cuotas de las terminales son su principal coste. Por tanto, los operadores deben intentar encontrar un equilibrio en el que los costes para los clientes sean reducidos al mismo tiempo que los resultados finales ara los accionistas sean mantenidos".