DP World
Representantes del operador de terminales DP World, uno de los tres mayores del mundo, advirtieron el miércoles de que no ven un fin a corto plazo para la recesión, la cual ha hecho que el rendimiento de algunos de los puertos donde opera la compañía haya caído hasta dos dígitos. "Las condiciones del mercado están cambiando a un ritmo casi diario, de modo que es imposible predecir exactamente cuánto va a verse afectado este año el transporte marítimo", explicó Mohammed Sharaf, director ejecutivo de la empresa. "Los volúmenes de mercancía siguen disminuyendo. No es que estemos perdiendo negocio en favor de la competencia. Simplemente es que no hay: está desapareciendo". "El comercio en los puertos donde operamos ha disminuido en un 8% en los dos primeros meses del año, extendiendo de este modo el descenso que ya tuvo lugar a finales del año pasado. Estas bajadas de los últimos dos meses nos muestran que hay pocas posibilidades de que la situación mejore en un futuro inmediato", comentó el presidente, el sultán Ahmed bin Sulayem. La principal zona de actividades de DP World se halla donde está su sede, es decir, en Dubai, en el golfo Pérsico, pero sus operaciones se extienden a 31 países en todos los continentes, de modo que estos resultados de la compañía son un buen barómetro del estado del comercio internacional. En total, opera 49 terminales y además está creando 12 más en todo el mundo. Kareem Murad, analista del banco dubaití Shuaa Capital, dijo que de todos modos, DP World está en una mejor posición que la de otros operadores portuarios, aunque también hizo hincapié en que la industria está pasando tiempos difíciles y que es todo un desafío predecir cómo estará el comercio en unos pocos meses. Las operaciones de DP World en Europa y en Extremo Oriente son las que se han visto más afectadas, lo que es una mala noticia para navieras como la hongkonesa Hutchison Whampoa Ltd., que está muy fuertemente concentrada en esas regiones. A principios de este mes, la naviera danesa AP Moller-Maersk hizo público que había tenido unas pérdidas de 8 millones $ (5,9 millones de euros ) en el último trimestre del 2008 y predijo un difícil e incierto 2009. Por su parte, Drewry Shipping Consultants Ltd. predice que las mercancías transportadas en contenedores disminuirán en un 4,5 % este año. Estas perspectivas negativas de DP World vienen a pesar del fuerte crecimiento de las ventas en el 2008, el cual se debió en gran parte a la rápida expansión de la compañía. La compañía obtuvo unos beneficios de 530,7 millones $ (390,7 millones €) el año pasado y de 1.150 millones $ (846,3 millones €) en el 2007, año en el que se obtuvieron tales ganancias gracias a la venta de puertos de EEUU a American International Group Inc. Pero excluyendo los ganancias por ventas, el beneficio de DP World aumentó a 620.8 millones $ (457 millones €) en el 2008 en comparación con los 419,7 millones $ (309 millones €) del 2007. Este aumento de los ingresos de la compañía se debió en gran parte a la realización de nuevas operaciones en Yemen, Senegal, Egipto y España. Para hacer frente a la crisis, Mohammed Sharaf dijo que DP World retrasará un 50% de la nueva capacidad que se había planeado construir. Este retraso va a afectar al plan de expansión de la compañía en el puerto de Dubai y a la construcción de un gran complejo conocido como London Gateway, que va a ser el primer puerto británico de contenedores en alta mar en más de 25 años. También, DP World recientemente abrió un nuevo puerto de contenedores en Yibuti y además planea completar a principios del próximo año las terminales que se está construyendo en Callao (Perú) y en Ciudad Ho Chi Minh (Vietnam).