Munmu
  • El comandante de la flota naval china que está patrullando en el Golfo de Adén advirtió este lunes que la piratería sigue siendo un problema en la zona e instó a los buques que pasen por allí a mantener la guardia

El contraalmirante Du Jingchen dijo que, pese a los recientes éxitos en frustrar los ataques de piratas, el Golfo de Adén aún no es seguro para los buques comerciales. Sólo la semana pasada ocurrieron más de 100 ataques en el golfo, por parte de pequeños barcos. El barco de carga chino Yanganghai fue atacado el 25 de febrero en el golfo por piratas y dos de los miembros de su tripulación resultaron levemente heridos. La flota china escoltó al carguero hasta aguas seguras y ayudó a tratar a los tripulantes heridos luego de que un buque danés ahuyentara a los piratas. La armada china también evitó el jueves pasado que un barco mercante italiano se aproximase a los piratas en las costas de Somalia. Tao Weigong, subdirector de la Oficina de Asuntos Marítimos de Shenzhen, que también está con la flota, dijo que en marzo aumentaría el transporte marítimo en el Golfo de Adén y los buques que navegan en la zona han solicitado el servicio de escolta de la flota para garantizar su seguridad. Armada de Corea del Sur Corea del Sur envió un buque de guerra con 300 efectivos militares que será desplegado en las aguas somalíes para que proteja a sus barcos comerciales, según anunció hoy la Marina surcoreana, que señaló que cerca de 460 barcos surcoreanos navegan por esta ruta cada año y que en 2008 tuvieron lugar en el golfo de Adén al menos 110 incidentes relacionados con la piratería , cinco veces más que hace dos años, informa la agencia Yonhap. La ceremonia que marcó la salida de la unidad 'Cheonghae' tuvo lugar en la ciudad portuaria surcoreana de Busán, en el sur del país, según especificó la Marina en un comunicado, que añadió que Corea del Sur también planea desplegar su destructor 'Munmu el Grande' en el golfo de Adén a mediados de este mes, aunque le llevará unas tres semanas alcanzar su destino, según los oficiales de la Marina. La ceremonia de 'Cheonghae' llega un día después de que la Asamblea Nacional aprobara la moción para unirse a los esfuerzos de la comunidad internacional liderados por Estados Unidos para combatir la piratería en la región. Aguas con peligro Las aguas de Somalia y del golfo de Adén, que dan acceso al mar Rojo y al canal de Suez, se han convertido en las más peligrosas del mundo debido a la piratería, por lo que algunas compañías navieras han desplazado sus rutas al cabo de Buena Esperanza, en Sudáfrica, un trayecto mucho más largo, pero más seguro. En diciembre pasado, el Consejo de Seguridad de la ONU adoptó una resolución para luchar contra la piratería junto a Somalia, que permite atacar las bases de los piratas, previa autorización del Gobierno somalí, y las aguas cercanas son patrulladas por una veintena de buques de guerra de varios países. Somalia no ha tenido un gobierno central efectivo desde que el antiguo dictador militar Siad Barre fue depuesto en 1991 por los jefes de clanes tribales, conocidos como "señores de la guerra", que han dominado desde entonces el país con la ayuda de milicias fuertemente armadas.