contenendores chabolas El sector naviero se enfrenta ante al menos otros cuatro años muy difíciles y probablemente sean más, ya que la oferta continúa estando bastante por encima de la demanda. Nuevas cifras de AXS-Alphaliner muestran que el número de portacontenedores no empleados ha crecido mucho estas dos últimas semanas al mismo tiempo en el que las navieras han seguido cancelando sus servicios. Según AXS-Alphaliner, a comienzos de esta semana se estima que estaban inactivos unos 392 barcos con una capacidad total de 1.100.000 TEU. Esto representa un gran aumento en comparación con las cifras de principios de febrero, que reflejaban hasta 303 barcos sin empleo con una capacidad de unos 800.000 TEU. Con 1.100.000 TEU inactivos, la cantidad total de capacidad sin utilizar equivale a un 8,8% del total de la flota mundial; anteriormente la cifra del 5% no fue sobrepasada hasta hace dos décadas atrás cuando US Lines entró en bancarrota y en los años recientes, lo que más se acerca a estos datos es el 3,2% registrado en la crisis del 2002. Con tales cantidades de tonelaje sin empleo, AXS-Alphaliner estima que la demanda tendría que crecer alrededor de un 15% en los próximos tres años para así restaurar el equilibrio a comienzos del 2013, aunque el que esto suceda parece poco realista, así que lo más probable es que en estos tres próximos años, la demanda sólo crezca en un 10%, de forma que hasta el 2014 no se haya restablecido el balance definitivamente. Pero el sector naviero ahora mismo está viéndose afectado por este descenso en la demanda y por el momento prácticamente no hay nada que sugiera una mejora en un futuro inmediato. Los puertos asiáticos están informando en estos días de un gran descenso en el tráfico de exportación, ya que el gastos de los minoristas americanos y europeos sigue siendo muy bajo, y mientras tanto las recientes estadísticas de la European Liner Affairs Association han mostrado un brusco descenso en el movimiento de contenedores a finales del último año. Maersk Broker prevé provisionalmente que al menos unos 120.000 TEU serán desguazados este año seguidos por otros 70.000 TEU en el 2010, aunque indicó que lo más probable es que finalmente estas cifras acaben siendo mayores. De momento, ya en enero algo más de 40.000 TEU fueron vendidos a los chatarreros. En cuanto a los barcos de nueva construcción, 1.800.000 TEU se entregarán entre ahora y finales de año, lo que añadiría un 14,6% a la flota del 2009 y a esto le seguiría otro aumento del 12,1% en el 2010. La actividad contratista se mantiene completamente paralizada y los astilleros son reticentes a retrasar las entregas. Las negociaciones continúan, pero los astilleros surcoreanos están decididos a que sus clientes se ajusten a los términos de sus contratos a pesar de la enorme presión que intentan ejercer las navieras para que reorganicen sus programas de producción. Como los bancos ahora intentan encontrar alguna laguna jurídica que los pueda beneficiar en las condiciones de crédito, algunas navieras están recurriendo a acciones legales que fuercen a las financieras a mantener sus obligaciones contractuales.