crisis marítima
Según informa la prensa coreana, en una reunión de emergencia del pasado jueves presidida por el presidente Lee Myung-Bak, el sector naviero fue destacado como un importante objetivo después de la construcción naval, sector en el que ya se han empezado a tomar medidas de reestructuración. A finales del año pasado, Park Road Corp., una naviera de tamaño medio, entró en bancarrota. Y Samsun Logix, otra naviera mediana, presentó una solicitud de suspensión de pagos. Las cuatros principales navieras del país (Hyundai Merchant Marine Co., Hanjin Shipping Co., STX Pan Ocean Shipping Co. y Korea Line Corp.) también han visto descender su beneficio neto. El Ministro de Tierra, Transporte y Asuntos Marítimos, y la Comisión de Servicios Financieros anunciaron que están ultimando los detalles para llevar a cabo esta revisión de la industria. "La principal cuestión que estamos debatiendo es si reestructurar la industria naviera de la misma forma que empleamos para la construcción naval o si hacerlo de una manera distinta", explicó Chin Dong-Soo, presidente de la Comisión de Servicios Financieros. Un funcionario del ministerio que se negó a identificarse dijo: "Incluso si una constructora es reetructurada [y si es forzada a vender los apartamentos que ha construido], los apartamentos seguirán estando en Corea. Sin embargo, si una naviera es reestructurada, en muchos caso tendrá que vender los barcos a compañías extranjeras a precios muy bajos. El Gobierno debería tener en cuenta esta característica propia de este sector". Pero tampoco se queda al margen la posibilidad de una amplia reestructuración de la industria en general y para ello se ha designado un comité de ministerios que dirigirá estas medidas.