NOL
Neptune Orient Lines ha retrasado la entrega de ocho de los barcos de 10.000 TEU que había pedido como parte de sus planes para ahorrar al menos 250 millones $ (194 millones €) en el 2009. Los barcos pasarán a ser entregados en el 2012 en lugar de en el 2011. NOL indicó que ha retrasado tanto la entrega de nuevos buques como también algunos contratos de flete de barcos. "Por fin hemos conseguido retrasar la entrega de los buques", dijo Cedric Foo, el director financiero. Aparte, Ron Widdows, el presidente de NOL, reconoció que habían tenido suerte de tener buenas relaciones con los propietarios a los que habían encargado los buques. Estos son los primeros ocho buques de 10.000 TEU ordenados por parte de NOL y la construcción de todos ellos saldrá por 1.000 millones $ (775 millones €). Estos barcos fueron ordenados a unos astilleros coreanos en junio del 2007 y serán destindos a unirse al comercio entre Asia y Europa. Esta orden fue repartida a partes iguales entre Hyundai Heavy Industries y Daewoo Shipbuilding and Marine Engineering. Este cambio es parte de los muchos intentos de las navieras de negociar con los astilleros para que éstos retrasen las entregas, aunque hasta ahora, pocas de estas negociaciones han tenido éxito. NOL también ha retrasado la entrega de dos barcos de entre 5.000 y 7.000 TEU que serán completados en el 2012 en lugar del 2010. El retraso de estas entregas forma parte de un conjunto de medidas que el señor Widdows indicó que servirían para ahorrar algo más de 250 millones $ (194 millones €) en el 2009, lo que se hace bastante necesario después de las pérdidas del último trimestre del 2008. Estas pérdidas llegaron a los 149 millones $ (115,42 millones €) en comparación con los 196 millones $ (151,82 millones €) de beneficio que se registró en este mismo período en el 2007. En gran parte, estas pérdidas se vieron afectadas por el gasto de 72 millones $ (55,77 millones €) en los despidos de mil personas de la plantilla en noviembre. Para el 2008, la naviera singapurense informó de un beneficio total de 83 millones $ (64,29 millones €), cifra que estuvo por debajo de las del 2007, aunque los ingresos aumentaron en un 14% a 9.300 millones $ (7.203,78 millones €). APL, la filial de NOL, continúa quitando grandes cantidades de tonelaje de las principales rutas comerciales. Este año ya ha reducido un 20% de su capacidad en el comercio transpacífico, que se suma al 20% recortado en el año pasado. En el comercio entre Asia y Europa se está disminuyendo el tonelaje en un 3% que se añadirá a un 25% que ya se quitó en octubre del año pasado. Parte de los planes de la empresa para ahorrar costes pasan por dejar buques inactivos. Según Eng Aik Meng, el presidente de APL, hasta ahora se han dejado anclado 15 buques (algunos en frío y otros en caliente). No se ha planeado dejar más buques en el dique seco, pero todo dependerá de las condiciones del mercado. La compañía también está intentando renegociar los contratos de flete y un directivo de la compañía dijo que ya habían tenido algún exito en esta área. Como parte de las iniciativas de ahorro de costes, NOL también dijo que devolvería los buques cuyo período de alquiler haya pasado, lo que quitaría siete barcos de su flota en el 2009 y en el 2010, lo que supone una capacidad total de 60.000 TEU. Una medida que NOL no tomará para reducir los costes es la de desviar los barcos por el sur de África para así ahorrar los gastos del peaje en el Canal de Suez. En un intento de detener las pérdidas en el comercio Asia-Europa, APL ha planeado aumentar las tarifas, aunque todavía no se ha decidido cuánto. Un portavoz indicó que los incrementos serían el 15 de marzo para los trayectos hacia el este y el 1 de abril para los trayectos hacia el oeste.