Europa
  • Los candidatos que puedan optar a ayuda deben presentarse en forma de consorcios formados por dos o más empresas establecidas en al menos dos Estados miembros diferentes o en un Estado miembro y un tercer país cercano
  • La ayuda financiera comunitaria a las distintas acciones se limita a un máximo del 35 % del total de los gastos necesarios para alcanzar los objetivos de la acción y que se hayan contraído como consecuencia de ella. Para las acciones de aprendizaje en común, ese límite se amplía al 50 %.
El programa Marco Polo de la Unión Europea, orientado a apoyar proyectos de transporte que basculen carga de la carretera al barco y al ferrocarril o, lo que es lo mismo, que propicien la intermodalidad en la cadena logística, acaba de convocar ayudas para proporcionar viabilidad a nuevas iniciativas, por un importe total de 62 millones de euros. De acuerdo con la convocatoria para las propuestas del año 2009, se financiarán proyectos viables referentes a cualquiera de los siguientes temas: carga modal, aprovechamiento de las alternativas potenciales de la carretera al Short Sea Shipping (SSS), al ferrocarril y para el transporte fluvial; acciones catalizadoras, apoyo de las innovaciones que ayuden a superar las barreras técnicas del transporte intermodal; autopistas del mar, uso de las autopistas del mar en combinación con otros modelos de transporte, acciones para reducir las necesidades del transporte de mercancía por carretera mejorando la logística y actividades de aprendizaje dirigidas a la formación en los negocios del transporte. Los responsables de Marco Polo anunciaron también 28 proyectos que serán financiados conforme a las previsiones presupuestarias del pasado año.