Bristol Port Company (BPC)
  • AP Moller-Maersk estudia invertir en un puerto de Reino Unido
AP Moller-Maersk está planeando invertir por primera vez en el Reino Unido después de haber mantenido discusiones con el operador del puerto de Bristol. APM Terminals, que forma parte de AP Moller-Maersk, está considerando la posibilidad de trabajar conjuntamente con la Bristol Port Company (BPC) en el desarrollo de una nueva terminal de contenedores que sea capaz de operar con los mayores portacontenedores del mundo. Una inversión en el Reino Unido introduciría a APM Terminals en el mercado de Europa del Norte, en el cual carece de representación, mientras que de forma privada, BPC ganaría bastante experiencia de APM en el procesamiento de contenedores. Sin embargo, ambas partes destacan que el progreso de este proyecto depende en gran medida de cómo evolucione la situación en el mercado mundial de contenedores, en el que la demanda actualmente está descendiendo. Ahora mismo, en el Reino Unido ya están en construcción dos grandes proyectos portuarios (uno en el puerto Felixstowe en Suffolk y otro en el de Shell Haven en el río Támesis). Simon Bird, el presidente de la BPC, dijo que las dos compañías han estado trabajando conjuntamente durante un año en un estudio de viabilidad y que ya han alcanzado un acuerdo con APM para llevar a cabo este proyecto. Cualquier terminal sería capaz de procesar alrededor de 1,5 millones de TEU anuales, es decir, alrededor de un 20% de la facturación anual de cualquier puerto de contenedores del Reino Unido en los años recientes. Klaus Sejling, el vicepresidente de desarrollo empresarial de APM Terminals, confirmó que estos contactos con BPC habían tenido lugar, aunque también dijo que ahora no es el mejor momento para hablar sobre invertir en mayores infraestructuras en el Reino Unido. Pero dos propietarios de BPC, Terence Mordaunt y David Ord, esperan que la terminal de contenedores les sirva para tener más éxito gracias al transporte de vehículos, ya que después de firmar un contrato de arrendamiento en 1991, invirtieron fuertemente en la construcción de instalaciones que permitieran convertir a este puerto en uno de los mayores de Reino Unido en lo que se refiere a importación y exportación de vehículos. Aunque los viajes a Bristol supongan un considerable desvío en las rutas de Europa del Norte que quedan por encima del Canal de la Mancha, BPC explicó que la proximidad del puerto con algunas grandes plantas manufacturadoras los convirtía en una mejor opción que la de sus competidores de Southampton. En el mercado de contenedores, la compañía argumenta que la principal ventaja de Bristol es que está más cerca de los principales centros de distribución del centro de Reino Unido en comparación con Felixstowe y Southampton, los puertos que actualmente son líderes en el país.