APMT Algeciras
  • Ron Widdows: La recesión económica "sin precedentes"
  • El rendimiento de NOL desciende hasta un 24% en sólo unas semanas
  • Un tercio de las grúas del operador de terminales PSA están ahora inactivas
  • La bajada de la demanda ha forzado una nueva racionalización del servicio
Neptune Orient Lines ha experimentado cómo su volumen de transporte de contenedores disminuyó casi un cuarto en las últimas semanas del año. Para el período entre el 15 de noviembre y el 26 de diciembre, NOL informó de que APL transportó en total 218.100 FEU, lo que equivale a un 24% menos que en ese mismo período en el 2007. Este descenso ha confirmado los informes anecdóticos que indicaban que las navieras habían tenido un terrible final de año, ya que la demanda de mercancía se contrajo bruscamente, haciendo que las tarifas de transporte cayeran en picado a principios de enero. "El descenso en el volumen de contenedores transportados en diciembre del 2008 es el resultado del rápido deterioro de la demanda en las principales rutas comerciales y de los esfuerzos de la empresa para reducir los costes", explicó un portavoz de NOL. Las últimas cifras muestran un acelerado descenso en la mercancía transportada, que disminuyó un 12% en las cuatro semanas posteriores al 14 de noviembre. Por contra, en los años anteriores las cifras siempre se habían mantenido creciendo; en las últimas semanas del 2007 por ejemplo, la tasa de crecimiento había sido de un 18%. El gran descenso en el cargamento está fuertemente relacionado con las reducciones de la capacidad que NOL anunció hace unos meses. La bajada de la demanda ha forzado una nueva racionalización del servicio: Maersk Line y CMA CGM anunciaron ayer un nuevo acuerdo para compartir los buques que cubren el comercio entre el Mediterráneo y la costa este de Estados Unidos, lo que permitirá reducir el tonelaje en la ruta unos 2.900 TEU semanales. Dos servicios existentes van a combinarse en uno en marzo, con CMA CGM acabando su asociación con Evergreen para unirse con la naviera danesa. En Singapur, NOL comenzó a dejar buques en el dique seco a comienzos de noviembre, ya que redujo su capacidad hasta un 25% en el comercio entre Asia y Europa, y un 20% en el Pacífico. Además, también se planea reducir la capacidad en el comercio asiático. La New World Alliance, integrada por APL, MOL y Hyundai Merchant Marine, ha dejado sin emplear unos 40 barcos, de los cuales, alrededor de la mitad pertenecen a APL. Fuentes industriales informan de que al menos, 10 buques de APL se encuentran inactivos fuera de Singapur. NOL comunicó que este año espera ahorrar 200 millones de dólares (151,92 millones de euros) dejando barcos sin usar durante la recesión económica, que fue calificada como "sin precedentes" por el presidente y jefe ejecutivo Ron Widdows hace unos pocos meses, y que puede empeorar mucho más si el sector comienza a sufrir totalmente las repercusiones de la crisis financiera global. El gran descenso en el volumen de los contenedores es también evidente en los principales puertos, como el de Singapur. Según el ministro singapurense Goh Chok Tong, un tercio de las grúas del operador de terminales PSA están ahora inactivas. De hecho, los volúmenes del puerto de Singapur cayeron en un 14% en diciembre del 2008. A pesar de que NOL ha anunciado este fuerte descenso del volumen transportado en diciembre, la media de ingresos por contenedor aumentó en un 5% a 2.921 $ (2.219 €) por FEU, comparado con ese mismo período en el 2007. La compañía atribuyó esto al descenso de los precios del combustible. Sin embargo, los ingresos medios por FEU cayeron bruscamente en comparación con el período entre el 18 de octubre y el 14 de noviembre, en el que los ingresos medios eran de 3.124 $ (2.373 €) por FEU. A pesar de la brusca caída del negocio al final del año, el volumen global de transporte de contenedores se incrementó en un 5% en el 2008, lo que hace un total de 2,5 millones de FEU, mientras que la media de ingresos por FEU aumentó en un 11% a 3.033 $ (2.304 €) en comparación con los niveles del 2007. NOL ha confirmado que espera tener pérdidas operativas en el último trimestre del 2008, algo que no sucedía desde el último trimestre del 2002. En un intento de ahorrar costes, la compañía ha recortado mil puestos de trabajo (alrededor de un 9% de toda su plantilla). Estos recortes se han dado especialmente en Estados Unidos, donde la sede va a trasladarse de Oakland (California) a Phoenix (Arizona) en el tercer trimestre de este año.