telegramas a Fomento
Los estibadores enviarán telegramas a Fomento para negociar la Ley de Puertos
  • Más de cinco mil telegramas le llegarán a Magdalena Álvarez
  • El mayor ataque a la estabilidad laboral del sector desde 1986
  • Los estibadores perplejos por el ataque de un partido que se llama obrero y socialista
La Asociación de Estibadores Portuarios de Las Palmas acordó hoy en asamblea enviar telegramas al Ministerio de Fomento para exigir que negocie con la Coordinadora Estatal el anteproyecto de la nueva Ley de Puertos, informó a Efe su presidente, Miguel Rodríguez. La reunión, que también se celebró en el resto de los puertos españoles, se prolongó durante dos horas, lo que supuso la paralización durante ese tiempo de las labores de carga y descarga en los puertos de la provincia de Las Palmas, si bien Rodríguez afirmó que existe el compromiso de sacar el trabajo adelante a lo largo del día. Rodríguez explicó que los telegramas serán suscritos por los estibadores y sus familias, y que esta iniciativa la secundarán todos los trabajadores de los puertos de España, ya que están en contra de la nueva ley porque atenta contra los derechos sindicales y de los trabajadores. Los estibadores esperan lograr una reunión con el secretario general de Transportes del Ministerio de Fomento y redactor del anteproyecto, Fernando Palau, para llegar a un acuerdo. Por otro lado, una delegación de estibadores de los puertos españoles se concentrarán el próximo martes 27 ante el Congreso de los Diputados para solicitar a la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, que escuche y tenga en cuenta a este colectivo en el proceso de redacción de la nueva Ley de Puertos, informó hoy Coordinadora. El sindicato denunció en un comunicado el "secretismo" con que, en su opinión, se está elaborando la Ley, dado que, según aseguran, hasta el momento el Ministerio no ha establecido contactos con ningún grupo profesional o empresarial del sector. Asimismo, Coordinadora indica que Fomento hizo público el anteproyecto de la Ley a finales del pasado mes de diciembre, "casi en Navidad", y dio un plazo de veinte días para presentar alegaciones, "sin que ni desde el Ministerio y desde Puertos del Estado hayan atendido sus peticiones de entrevistas y solicitudes de información". "El texto del anteproyecto y la falta de diálogo es el mayor ataque a la estabilidad laboral de los trabajadores de la estiba desde 1986. Si no hay negociación para modificar el texto se abrirá un período de conflictividad laboral como el que se produjo en 1986", ha advertido el sindicato.