K-line PIL WAN line
Pacific International Lines y Wan Hai Lines están reduciendo su servicios transpacíficos y también se han unido a K-Line para así hacer frente a las cada vez peores condiciones comerciales. Wan Hai y PIL van a dejar de realizar el servicio China Trans Pacific y se van a unir al final de febrero al servicio PSW-1 que realiza K-Line. "Nuestras previsiones de mercado no son muy optimistas, así que tenemos que racionalizar los servicios de la mejor forma en la que al mismo tiempo podamos cubrir el mercado", explicó Tan Chor Kee, subdirector general de PIL. K-Line reducirá de cinco a tres los portacontenedores de 5.500 TEU's que emplea en su servicio PSW-1, mientras que Wan Hai y PIL contribuirán cada una con un barco de 5.500 TEU's. El existente servicio transpacífico de Wan Hai y PIL es operado por cinco buques de 2.500 TEU's y colaborando ahora con K-Line en un servicio con barcos más grandes, PIL indicó que estaban tratando de mejorar su economía de escala y reducir también el coste por unidad. Mientras que el comercio transpacífico no sufra una recesión tan severa como la del año pasado en el comercio Asia - Europa, PIL seguirá posicionándose ante la incertidumbre que vendrá después del Nuevo Año Chino si la recesión global continúa suponiendo una disminución en los volúmenes de carga. "Estamos más preocupados por los meses venideros". Éste es el último de una serie de cambios en los servicios realizados por PIL, que servirán al menos para que la empresa se mantenga competitiva en el aspecto de los costes. Los buques que PIL actualmente está empleando junto a Wan Hai en el servicio China Trans Pacific serán cambiados a otras rutas comerciales. PIL posee y opera 106 buques, y con la combinación de la entrega de nuevas construcciones y de los barcos fletados que alcanzaron el fin de sus fletes, se espera que la flota se mantenga este año sobre el mismo tamaño. La naviera con sede en Singapur está tratando de renegociar una amplia gama de costes incluyendo costes de alquiler de fletes y costes de terminal teniendo en cuenta el cambio en las condiciones del mercado.