hélice CLT
  • Sistemar, empresa española especializada en sistemas de propulsión de buques
AP Möller Maersk ha encargado a Sistemar (empresa española especializada en sistemas de propulsión de buques) el diseño de una hélice CLT que reduce el consumo de combustible (y, en consecuencia, las emisiones de CO2) y mejora la maniobrabilidad del buque. Las hélices CLT son aplicables tanto a buques existentes como a nuevas construcciones. Si normalmente la inversión que se dedica a proyectos innovadores se recupera en una media de entre 3 y 5 años, en este caso se sitúa entre 12 y 18 meses. Esta hélice CLT (Contracted and Loaded Tip) se caracteriza principalmente por unas placas de cierre en el extremo de las palas como las que se encuentran en el extremo de las alas de algunos aviones modernos. AP Möller instalará su primera hélice CLT en el petrolero “Roy Maersk” (35.000 tpm) el próximo mes de septiembre. La idea surgió cuando Rasmus Folso, que hasta entonces trabajaba en la sociedad italiana de clasificación (RINA) que fue nombrado responsable de Innovación Tecnológica en A.P. Möller-Maersk. En Italia, Rasmus Folso había conocido a Sistemar y, cuando entró en el grupo danés, presentó la propuesta de hélice CLT al Comité de Dirección, que la analizó y dio su visto bueno. Se realizaron primero ensayos entre octubre de 2007 y febrero de 2008 para un portacontenedores de 2.500 TEU, en el canal de experiencias de Hamburgo (HSVA), que prosiguieron en verano de 2008, para un petrolero de 35.000 tpm, esta vez en Hamburgo y Madrid (CEHIPAR). Por su parte, el grupo naviero noruego Wilhelmsen ya ha instalado una hélice CLT en su bulkcarrier “Bernardo Quintana” (76.000 tpm) y ha encargado otras dos para los igualmente bulkcarriers “Sklenar” y “W.H. Blount”, que se instalarán en las varadas previstas para este año. Las hélices CLT de ambos grupos navieros han sido construidas por Wärtsilä Propulsion Netherlands B.V., Drunen en Holanda. El director general de Wilhelmsen Ship Management, Aditya Saxena, ha afirmado que “para reducir los costes operativos de nuestros buques, hemos estudiado varias formas de reducir el consumo de combustible y hemos llegado a la conclusión de que una hélice CLT es la mejor manera de lograr una reducción significativa y apreciable”.