mejoras de seguridad en el transporte marítimo de contenedores podrían conseguirse pesando todos los contenedores
  • Extraordinarias mejoras de seguridad en el transporte marítimo de contenedores podrían conseguirse pesando todos los contenedores en la puerta de entrada de las terminales, tal y como han explicado ayer los 'líderes' de algunas compañías al hablar acerca de mejores pautas de actuación en la actividad empresarial
  • Asegurarse de que los pesos de los contenedores están adecuadamente aclarados y declarados, eliminaría muchos de los accidentes que han perseguido al sector en estos últimos años y permitiría ir hacia un camino que satisfaga las normas que están empezando a tener una vigilancia más cercana desde los estándares de calidad de las empresas
La International Chamber of Shipping y el World Shipping Council han realizado un documento que expone los procedimientos recomendados para cada etapa del procesamiento de la carga de un contenedor, indicando también los fallos más comunes y llamativos que se habían detectado durante la investigación del derrumbamiento de una pila de contenedores en el buque Annabella en el 2007. La UK’s Marine Accident Investigation Branch (Sucursal de Investigación de Accidentes Marinos de Reino Unido) criticó especialmente la falta de un código de práctica para el transporte marítimo de contenedores y pidió con insistencia al ICS remediar esta situación. La seguridad en el transporte marítimo de contenedores ya pasó por peores circunstancias cuando el MSC Napoli se hundió a comienzos del año pasado, pero ese accidente también dio una oportunidad única para llevar a cabo una investigación 'forense' del portacontenedores y de su cargamento. Los investigadores descubrieron que alrededor de un quinto de todos los contenedores del barco habían sido llevados inadecuadamente etiquetados, mal pesados o con la mercancía mal empaquetada. Otro incidente destacable fue cuando el Hyundai Fortune, de 5,551 teus, fue incendiado por una explosión en el 2006 y luego estuvo ardiendo durante algunos días; este hecho también contribuyó al amplio reconocimiento en la industria de que los procedimientos de seguridad deben realizarse de forma más estricta. Aunque no se encontraron pruebas concluyentes, se supone ampliamente que un envío no declarado de fuegos artificiales estalló casi destruyendo el barco por completo. La ICS (con sede en Londres), la International Shipowner Trade Association (Asociación internacional de propietarios de barcos comerciales), y el WSC (con sede en Washington), que representan de forma global a todas las navieras, lanzaron el documento antes señalado y cuyo título es "Safe Transport of Containers by Sea, Guidelines on Industry Best Practices" (Transporte Seguro de Contenedores por el Mar, Pautas de Buenas Prácticas en la Industria), en el comité de seguridad marítima organizado la semana pasada por la International Maritime Organization (Organización Marítima Internacional). Por otra parte, se espera que la IMO haga caso de algunas de las recomendaciones de la guía de la ICS y del WSC. "Publicando estos consejos propios, el sector naviero espera demostrar una aproximación activa a las normas de seguridad y así ser capaz de controlar la forma de la legislación", dijo el director marítimo de la ICS, Peter Hinchliffe. La guía de 80 £ (91,37 €) expone normas existentes que cubren el transporte de contenedores y que proporcionan una orientación específica en el sector al tratar ciertos asuntos claves para el transporte de cargamento contenerizado, con capítulos con el diseño, el mantenimiento y la reparación de contenedores, así como la reserva y el asignamiento de estos; la coordinación en el estibaje, el relleno de los contenedores, las responsabilidades del capitán y de la tripulación, y tecnología para la información. Aunque las recomendaciones no pueden ser legalmente forzadas, los proponentes de estas pautas esperan que los consejos sean educativos y que aumenten los estándares de calidad. "Creemos que hay incentivos comerciales para las navieras que operan de acuerdo a las medidas de seguridad", dijo el secretario general de la ICS, Tony Mason. Aunque el mayor problema es la ignorancia de los trabajadores acerca de los riesgos a los que exponen las vidas de otras personas por no llenar y etiquetar los contenedores apropiadamente, o por no pesarlos con precisión. El señor Hinchliffe está solicitando con insistencia a los puertos el que pesen todos los contenedores en sus entradas para verificar que el peso declarado es el correcto. "Reconocemos que esto no es posible en todas las terminales en este momento, pero esperamos que al menos sea así en un futuro", explicó. Los contenedores por encima o debajo de sus pesos no deberían ser cargados en los barcos, algo de lo que deberían concienciarse los trabajadores "para tomarse el asunto más en serio". Aunque los pesos mal declarados son sólo una parte del problema, los expertos sin embargo, creen que realizar medidas exactas sería un gran paso adelante. "Debido a la falta de potestad de la IMO para dictar reglas en la puerta de los muelles, los gobiernos deberían ser animados a aplicar leyes nacionales para pesar los contenedores", dijo Hinchliffe. No se conoce con exactitud cuál es la proporción de contenedores por debajo de los estándares de seguridad, aunque hay evidencias anecdóticas que sugieren que las deficiencias están ampliamente extendidas. En algunos caso, estas prácticas inconvenientes han sido descubiertas, pero en la mayoría de los casos, el problema es la falta de conciencia sobre porqué son importantes un empaquetamiento seguro y una correcta documentación.