24 Horas
  • Bruselas pospone el comienzo de la regla de las '24 horas' para los contenedores
Los planes de la Unión Europea destinados a conseguir una seguridad más estricta en el sector del transporte marítimo de contenedores (a través de un esquema inspirado en otro que ya está operativo en Estados Unidos), se van a retrasar más de los previsto, en parte por la dificultad de obtener una uniformidad de aplicación entre los estados miembros. Recordemos que la regla de las 24 horas se inscribe dentro de las medidas antiterroristas tomadas a partir del 11 de septiembre de 2001. La información sobre el contenido de los contenedores marítimos debe ser comunicada a las autoridades americanas 24 horas antes del embarque con el fin de clasificarlas en función del grado de peligrosidad. Por tanto, los requisitos de esta regla ya han sido aplicados para los contenedores enviados a Estados Unidos durante un cierto tiempo y hasta el momento han funcionado bien, en gran parte gracias a la estrecha cooperación entre las autoridades y las navieras cuando las reglas estaban siendo redactadas. El World Shipping Council, con sede en Washington, que representa a la mayor parte de las transportistas del mundo, ahora espera repetir este éxito en Europa, para lo que Bruselas está trabajando en un conjunto similar de reglas. "Una de las mayores lecciones aprendidas de Estados Unidos cuando la regla de las 24 horas estaba en desarrollo fue la importancia de la consistencia y la necesidad de cálculos de seguridad para conducir por el mismo camino a todos los puertos del país", dijo Tom Crowley, presidente y director ejecutivo de Crowley Maritime. En un principio, la industria barajó la posibilidad de colocar guardacostas y oficiales de aduanas en varios puertos, de tal forma que las normas se aplicarían de forma distinta en función del puerto, un riesgo que el WSC consiguió eliminar en los Estados Unidos y que ahora quiere evitar en Europa. Hablando después de la última reunión del WSC que tuvo lugar en Londres, Crowley afirmó que las navieras esperaban colaborar con Bruselas para desarrollar la regla de las 24 horas en Europa. "Queremos ayudar a la Comisión Europea hacia la respuesta; no poner obstáculos", explicó Crowley. El WSC recientemente abrió una oficina en Bruselas para así tener una posición más fuerte desde la cual pueda ayudar mejor a Europa a satisfacer los requisitos de la ley de las 24 horas. Hasta el momento, la comisión "se ha mostrado muy abierta a nuestras experiencias", comentó Knud Pontoppidan, vicepresidente ejecutivo de AP Moller-Maersk. Pero Europa se enfrenta ante un reto superior al de los Estados Unidos porque la competencia está dividida entre la comisión, que establece las reglas y los 27 estados miembros, cada uno con sus propias autoridades aduaneras y diferentes sistemas IT que deben implementar. Así que el objetivo del WSC es animar a la comisión a redactar reglas que funcionen y tengan sentido, y ayudar a los estados miembros con la integración de los sistemas IT con los de las navieras. "Necesitamos uniformidad, así que no debemos forzar la aplicación de estas reglas en momentos diferentes para cada estado", dijo Chris Koch, presidente y jefe ejecutivo del WSC. El WSC espera que la comisión posponga la implementación hasta enero del 2011, a pesar de haber marcado originalmente junio del 2009 como fecha de inicio. Se espera que se confirme este retraso en una reunión entre los estados miembros de la Unión Europea que tendrá lugar a principios de enero. Sin embargo, los planes para una seguridad más estricta en la exportación de mercancías están menos claros. En Estados Unidos, la introducción de la regla de las 24 horas funcionó bien a pesar del escepticismo inicial, sin tener efectos negativos en el flujo del comercio al mismo tiempo que se satisfacían los requisitos de seguridad. Esto reflejó una buena preparación de los legisladores para atender las necesidades de la industria, explicó Ron Widdows, jefe ejecutivo de Neptune Orient Lines. También dijo que no era común que el gobierno de Estados Unidos y la industria interactuasen, y consiguieran llegar a un acuerdo común. Muchas de las propuestas iniciales no habrían funcionado muy bien, pero la buena disposición del gobierno para tomar nota de las recomendaciones y luego hacer las modificaciones influyeron mucho en el éxito de esta regla en los Estados Unidos. China también está planeando empezar a aplicar su propia versión de esta regla en enero. Mientras tanto, Estados Unidos irá más lejos el próximo mes en su régimen de seguridad en los contenedores cuando empiece a aplicarse la llamada regla 10+2, a través de la cual, las transportistas deberán suministrar 10 elementos de datos a las aduanas americanas y a la protección fronteriza, con las navieras proveyendo otras dos corrientes de información, que cubran los los planes de estibaje y copias de mensajes del estado de los contenedores.