Maersk Maryland
  • Cinco polizones protagonizaron ayer un pequeño motín en un barco fondeado en el puerto de Algeciras
  • Tras varias horas de tensión, agentes de la Policía Nacional consiguen que los intrusos, provistos de palos, dejen libre al tripulante
  • Los clandestinos serán llevados de nuevo al puerto donde embarcaron
El portacontenedores Maersk Maryland (9007829), con bandera de Reino Unido, y procedente de Tánger, desembarcó la noche del jueves en el puerto algecireño, donde hizo escala antes de partir para Cotonou (Benin). El capitán declaró, como así señala el procedimiento internacional, la presencia de cinco polizones en el interior del barco, por lo que solicitó la presencia de vigilantes de seguridad hasta zarpar. El altercado se produjo por la mañana de ayer viernes, alrededor de las 9:30 horas, según informó la Subdelegación del Gobierno en Cádiz. Mientras el barco se traslada a otra dársena para repostar combustible, los polizones se apropiaron de palos y otras armas y retuvieron a un marinero. Tras el aviso por parte de los mandos de la situación que se estaba viviendo a bordo, varios furgones de Policía Nacional y dos patrullas de la Guardia Civil, acuden hasta el muelle Isla Verde exterior, donde se encontraba el buque. Finalmente, tras varias horas de negociación sobre las 12:00 horas, los agentes consiguen que los ilegales abandonen las armas y dejen libre al marinero, que no sufrió daños. Posteriormente, los policías tomaron la filiación a cada uno de los nigerianos y abandonaron el barco, dejándolos bajo la custodia del capitán, quién deberá encargarse de dejarlos nuevamente en el puerto de Nigeria, donde embarcaron de forma ilegal, como así lo exige la normativa internacional.