Pabellón Algeciras
  • El número de parados en la Unión Europea aumentará en algo más de un millón de personas en el primer trimestre de 2009, lo que supondrá el mayor incremento desde 1995, según el Euroíndice Laboral elaborado por Adecco y la escuela de negocios IESE

Este estudio ha analizado el mercado laboral de siete países europeos (Alemania, Francia, Reino Unido, Italia, España, Portugal y Polonia) en el tercer trimestre de 2008 y ha realizado previsiones para el primero de 2009. Según indica el informe, en el primer trimestre de 2009 se crearán 33.000 nuevos empleos, un número que no será suficiente para dar ocupación a los 1,1 millones de personas que iniciarán la búsqueda de un trabajo, por lo que el número de parados ascenderá a 1.067.000 personas. Además, añade que España ha pasado de ser la "locomotora" europea del empleo, a ser la responsable del incremento interanual del paro en la UE, y explicó que si se la excluye de las cifras totales, se habría registrado un descenso interanual del 6,8 por ciento, en lugar de un incremento del 0,5 por ciento. Así, añadió que España, contará con más de 3 millones de parados en el primer trimestre de 2009, con lo que superará en más de un cuarenta por ciento las previsiones para Reino Unido (1,87 millones de desocupados), Italia (1,97 millones) y Francia (2,16 millones), a pesar de que los tres países cuentan con más de 60 millones de habitantes, frente a los 45 millones de España. Asimismo, España tendrá casi el mismo número de parados que Alemania (3,22 millones), que está habitada por 82 millones de personas. El estudio explica que la tasa de paro media europea crecerá seis décimas interanuales, hasta el ocho por ciento en el primer trimestre de 2009, con lo que la estabilidad que había experimentado esta variable se interrumpirá, y añadió que España seguirá ejerciendo una influencia fuertemente negativa en los datos europeos. Además, indicó que España es el único país donde el número de menores de 25 años con empleo disminuyó interrumpidamente en los últimos ocho trimestres. Durante el primer trimestre del año, la evolución española volverá a ser la más desfavorable. Para los menores de 25 años, la pérdida interanual será de 91.000 empleos (-4,9%), mientras que aquellos de 25 o más años cederán 149.000 ocupaciones (-0,8%). Así, el próximo mes de marzo habrá 1,75 millones de jóvenes trabajando en España, prácticamente el mismo número que en el mismo periodo de 1999. Por el lado del desempleo, España experimentará los mayores incrementos del paro en ambos tramos de edad durante el primer trimestre. La tasa de paro juvenil alcanzará el 27,5% (+6,5%), mientras que la de los mayores de 25 años ascenderá un 3,1% hasta el 11,4%. Además, España es el país con una mayor proporción de inmigrantes entre sus ocupados (14,4%) y el que más la ha ampliado. En los últimos tres años, el 59% de los empleos creados han sido para extranjeros.