pirata somalí
  • Los líderes locales y la comunidad internacional desde hace mucho tiempo han abandonado a su suerte a Somalia
  • El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó de forma unánime una resolución autorizando operaciones terrestres internacionales contra los piratas refugiados en Somalia
El texto, apoyado por Estados Unidos, Bélgica, Francia, Grecia, Liberia y Corea del Sur, da a aquellas naciones ya envueltas en la lucha contra los piratas somalíes el permiso para actuar contra ellos desde dentro del país. La resolución 1851 autoriza a los estados para "tomar todas las medidas que sean apropiadas en Somalia" para así evitar "actos de piratería y asaltos armados en el mar". Sin embargo, para evitar las objeciones de países como Indonesia, una referencia en el texto a "desembarcar" o "invadir el espacio aéreo (somalí)" fueron excluidas. "Este miércoles, los piratas secuestraron un buque turco y un remolcador malayo, y además atacaron otros tres barcos en el Golfo de Adén la pasada semana", dijo un organismo de control marítimo. Los últimos incidentes tuvieron lugar porque las fuerzas navales de la Unión Europea asumieron el control de una operación de la OTAN patrullando los mares infestados de piratas cerca del Cuerno de África con seis buques de guerra y tres aviones de vigilancia. "En el primer secuestro, piratas armados con granadas de propulsión a cohete y armas automáticas abordaron un remolcador malayo el martes" informó Noel Choong, director de la International Maritime Bureau en Kuala Lumpur. El remolcador con 11 tripulantes se dirigía a Malasia desde Oriente Medio. Choong dijo que un buque turco también fue secuestrado en el Golfo de Adén, por una banda de piratas que disparaban con armas automáticas desde dos lanchas motoras.