Nippon Yusen Kaisha (NYK)_FEU
  • Nippon Yusen Kaisha (NYK) reduce los planes para expandir su flota
La naviera japonesa NYK Line ha disminuido sus planes para el 2010 de ampliar su flota hasta los 1.000 buques debido a la recesión económica. La compañía dijo haber revisado sus planes de negocios para el período entre el 2008 y el 2010 para así poder hacer frente a las deterioradas circunstancias del mercado. Sin embargo, enfatizó que no había planes para cancelar las órdenes existentes. El plan inicial era aumentar la flota de NYK Line en 223 barcos (la empresa ya contaba con 777 al final del 2007), pero ahora la compañía está pensando en una cantidad más modesta, aunque también ambiciosa, que estaría entre 160 y 170 barcos de todas las clases. Además, se añadió que serían menores las expectativas de ganancias, aunque en 2010 se daría inicio a un nuevo plan, pero no dio detalles específicos. NYK comunicó que iba a desguazar viejos barcos antes de lo previsto y vender otros buques poco rentables, así como cancelar fletes y alquileres caros, pero que no iba a cancelar órdenes para nuevas construcciones, utilizando para tales actividades un presupuesto de 1,37 billones de yenes (10.533 millones de euros). El presidente de NYK, Koji Miyahara, predijo que la recesión económica global tardaría unos dos años en mejorar. Un informe de la prensa japonesa citando al vicepresidente ejecutivo de NYK, Yasumi Kudo, dijo que la empresa estaba considerando todas las opciones para reducir cualquier impacto negativo en el balance general. "Creo que tenemos que reducir el número de nuestros barcos opeativos por el momento. Naturalmente, volveremos a fletar barcos a sus propietarios tan pronto como sus contratos acaben," explicó. "En el peor de los casos, no descartamos la posibilidad de devolver algunos de ellos antes del fin de los períodos de alquiler. Otra de nuestras opciones puede ser dejar inactivos algunos de nuestros propios barcos durante un período determinado. Pero parece ser que se están empleando más suministros de lo necesario en los graneleros y transportadores de automóviles, así como en los portacontenedores. En esta situación, el ajuste de espacios para organizarse no es tan fácil". NYK cree que su posición de líder del Japón como operador logístico puede facilitar el salir de los problemas generados por la recesión. Kudo contó al servicio japonés de noticias que también están tratando de ampliar su servicio NVOCC ( Non-vessel operating common carriers), que podría ser realizado por un tercio de su flota. “En lugar de sólo fijarnos en nuestros beneficios procedentes de nuestros barcos, también debemos priorizar la extensión de las operaciones logísticas con nuestros clientes, quienes son los últimos jueces de nuestros servicios, y tratar así de sacar un beneficio de estos esfuerzos", dijo.