tren de 600 metros
Construrail, operadora de transporte de mercancías en tren de ACS y Renfe, ha puesto en circulación el primer convoy de 600 metros de longitud en el corredor Madrid-Valencia, informó ayer la empresa. Se trata del tren de contenedores de mercancías de mayor longitud que actualmente circula en España, junto al que Renfe, de forma autónoma, puso ayer también en servicio entre las dos ciudades, en este caso de 560 metros, con intención de elevarlo también a 600 metros. La puesta en marcha de estos nuevos trenes se registra en el marco de la progresiva apertura del sector a la competencia, por la que empresas privadas han comenzado a competir con Renfe, y en la estrategia del actual Gobierno de impulsar el transporte de mercancías en tren. Según estimaciones de Construrail, cada tren de 600 metros de longitud transporta la misma cantidad de mercancías que 80 camiones. Su tren está integrado por una locomotora Vossloh y 37 plataformas de dos 20' (teu) o un 40' (feu). La compañía, controlada en un 51% por Continental Rail, filial de ACS, y en el 49% por parte de Renfe, considera que la puesta en servicio de estos nuevos trenes constituye "una de las opciones más claras y sencillas" para incrementar el tráfico de mercancías por ferrocarril y, en consecuencia, su cuota de mercado. ACS eligió el puerto de Valencia para explotar este servicio ferroviario por su vinculación con el recinto valenciano. Su filial, de hecho, está presente en la terminal de contenedores de Marítima Valenciana. Mientras tanto los nuevos servicios marítimo de Acciona Trasmediterránea entre Barcelona y Tánger han llevado a Acciona Logística a apostar por el barco y olvidar de 'momento' la efímera ruta intermodal entre Marruecos y Europa.