Tokio-Seul-Pekin
  • La crisis financiera y económica global impulsa a Japón, China y Corea del sur a organizar la primera cumbre trilateral, no vinculada a las reuniones de la Asociación de Naciones del Sureste Asiático, ASEAN

Hoy, Japón albergará una cumbre trilateral con China y Corea del Sur en la prefectura de Dazaifu Fukuoka. El premier Taro Aso, el chino Wen Jiabao y el presidente surcoreano, Lee Myung-bak, se reunirán en el marco de fuertes turbulencias internacionales, que afectan cada vez más las economías de esos países, en un intento de hallar una respuesta coordinada y salir de la emergencia. Los tres países intentarán dejar de lado profundas diferencias, al punto de anticipar "anuncios y comunicados conjuntos sobre asociación tripartita", quizás el germen de un futuro eje Tokio-Pekín-Seúl. "Los tres líderes se concentrarán en temas relativos a cuestiones financieras", afirmó un funcionario de la Cancillería japonesa. La agenda de la cumbre es muy cargada a pesar de que la reunión dura sólo un día:

  • Comienza con las relaciones diplomáticas a construir en el mediano-largo plazo
  • Un análisis de la situación internacional
  • Ayuda mutua en los desastres naturales
  • Comercio e inversiones

La lista también incluye, medio ambiente, desarme y la reforma de la ONU. Los tres líderes acordaron, en noviembre del año pasado, celebrar las cumbres en los tres países de modo rotatorio. El primer encuentro se había planeado para septiembre en Japón, pero se pospuso debido a la repentina renuncia del predecesor de Aso, Yasuo Fukuda.