ship for rent

El actual pesimismo del mercado en las principales rutas comerciales podría llevar a los 'proveedores de servicios de transporte marítimo' a empezar nuevos derroteros debido a la caída de precios del tonelaje.

"Ahora es el momento de comprobar si comenzar un nuevo servicio tiene sentido, ya que el tonelaje es barato", dijo Steffen Elchlepp, director gerente de la alemana Martime. "Es posible que algunos proyectos que ahora son económicamente viables, antes no lo fueran", indicó.

Elchlepp añadió que el dramático descenso de las tarifas en las principales rutas no tiene su origen primario en una menor demanda, sino que es el resultado de una feroz competición entre los transportistas. "El problema no es en verdad el número de contenedores, sino los ingresos", contó a los periodistas en una mesa redonda organizada por el KG financing house Gebab.

El Grupo Gebab tiene un 35% de participaciones en Martime.

Peter Tamm jr., director de 'Continental Chartering' añadió que hay demanda de algunos nuevos servicios, mientras que otras rutas están siendo muy explotadas. Por ejemplo: "Hay demanda de algunas rutas entre India y Europa", comentó.

Elchlepp indicó que espera que las tarifas dejen de caer pronto. "Estamos ahora en una etapa en la que las tarifas apenas cubren los costes operativos", afirmó.

El director de Gebab Gruppe, Dirk Schildwächter, prevé una recuperación para finales del 2009 o comienzos del 2010. Por el momento, el grupo está padeciendo la reticencia de los inversores.

Hasta ahora, este año Gebab ha reunido 52 millones de euros procedentes de inversores. Las cifras del año pasado ascendían a más de 101 millones de euros, una cifra que no será alcanzada este año.

Gebab tiene una flota de 92 buques de entre los cuales, hay 64 portacontenedores, 23 petroleros, 4 gaseros y un granelero. Además, la empresa tiene un pequeño libro de pedidos con 3 portacontenedores y un petrolero que vendrán en el 2009.

"Todos los barcos pedidos están completamente financiados", "Nos saltamos el boom del 2007 y no ordenamos nuevos barcos el año pasado", "Algunos se rieron de nosotros condescendientemente, pero ahora tenemos un golpe de suerte", dijo Schildwächter.

El co-director Guido Winkler añadió que la compañía no es tan dependiente de las tarifas de los alquileres, sino más bien de haber comprado barcos con precios altos.

Sin embargo, Gebab no es inmune a las condiciones del mercado. Los contratos de alquiler para un tercio de la flota de portacontenedores acabarán el próximo año. Por el momento, un buque ya está sin ser alquilado.