NOL recorta 1.000 puestos de trabajo ante las perspectivas nada halagüeñas

Neptune Orient Lines está recortando cerca de un 10% su 'mano de obra', ya que las perspectivas para el 2009 son bastante desalentadoras con una prolongada recesión económica.

La compañía, con sede en Singapur, informó de que en un esfuerzo por ahorrar costes, iba a eliminar 1.000 puestos (principalmente en América del Norte) dentro de los 11.000 con los que cuenta el grupo.

La empresa indicó que el impacto sería mayor en Norteamérica, donde el coste base es más alto.

NOL también planea trasladar su sede regional en América del Norte, que está en Oakland, California, " a una ubicación más rentable en otra parte de los Estados Unidos". La nueva ubicación y la fecha del traslado será anunciada en diciembre.

Habrá reducciones de personal en Europa y también en Asia con un recorte de 50 puestos de trabajo en su sede de Singapur. La mayoría de los despidos serán en puestos que no están cara a cara con el cliente.

"Las condiciones negativas que estamos viendo en el mercado no tienen precedentes en nuestra historia empresarial. Esto es lo que nos ha llevado a tomar estas decisiones tan difíciles", explicó Ron Widdows, presidente y jefe ejecutivo de NOL.

La empresa calificó las perspectivas de rentabilidad para el 2009 como "desalentadoras" y cree que la fuerte caída del mercado de los últimos 12 meses, podría durar varios años.

En octubre, NOL anunció que estaba reduciendo la capacidad de sus portacontenedores hasta un 25% en algunas zonas, metiendo algunos barcos en el dique seco o devolviéndolos a sus fletadores, en un esfuerzo por ahorrar 200 millones de dólares en costes operativos. Al mismo tiempo, se indicó que habría despidos, pero no se dieron detalles.

"El último mes, iniciamos la reducción de la capacidad de nuestra flota, lo que disminuirá considerablemente nuestra red de buques y los costes operativos. En vista de las empeorantes condiciones del mercado, hemos tomado estas medidas adicionales"."Creemos que lo que estamos viendo va más allá de una normal recesión cíclica", indicó Widdows.

Todas estas medidas de reestructuración tendrán un coste de 33 millones de dólares para este último trimestre y se esperan unos costes mayores para el 2009.

El anterior mes, NOL informó de que sus beneficios netos durante el tercer trimestre habían sido de 35 millones de dólares, un 82% menor que en el tercer trimestre del año pasado, y advirtió que se esperan pérdidas en este último trimestre, algo que no había sucedido en la empresa desde el cuarto trimestre del 2002.

"Nuestro objetivo es garantizar un futuro viable; dar forma a la empresa para que pueda atravesar el agitado período que se avecina y así, poder estar posicionada para el éxito cuando la economía global se recupere", explicó Widdows.