Ramón Sánchez Heredia, secretario provincial del PA en Cádiz
'Ya es hora de que las administraciones implicadas lleguen a un acuerdo para evitar el descontrol de los buques que navegan por estas aguas' El secretario provincial del PA en Cádiz, Ramón Sánchez Heredia, manifestó hoy que "ya es hora de que las administraciones implicadas lleguen a un acuerdo para evitar el descontrol de los buques que navegan por estas aguas" y reivindicó un régimen especial de vigilancia y control marítimo en el Estrecho de Gibraltar. En un comunicado, Sánchez Heredia recordó que se trata del punto de mayor tráfico marítimo de la costa española y añadió que "esta situación de riesgo, la responsabilidad de la seguridad marítima y la protección necesaria para ciudadanos y entorno" ha desembocado en que el PA de Algeciras presentara, el pasado 2 de junio de 2007, ante la Comisión de Peticiones de la Unión Europea, una demanda conteniendo un "completo dossier como consecuencia del elevado número de accidentes marítimos que se padecen en la Bahía de Algeciras". Así, explicó que con fecha 27 de agosto, el PA recibió un escrito de la Dirección General de Presidencia de la Unión Europea donde se comunicaba que dicha denuncia había sido admitida con el número 0763/08 y que, según el Reglamento Interno del Parlamento Europeo, seria estudiada en una reunión de la Comisión de Peticiones. Por ello, "dada la sucesión de desastres ocurridos recientemente", señaló que el PA entiende que seria "enormemente beneficioso", que se "mostrase interés y participación" de los partidos políticos, con representación en el Parlamento Europeo, ya que a través de esta comisión de peticiones pudieran adaptarse medidas que repercutieran positivamente en la situación Medioambiental de la Bahía. Sánchez Heredia indicó que considera "imprescindible" que tanto el Gobierno, la Junta de Andalucía, así como la administración gibraltareña establezcan un régimen especial de vigilancia, control y sanción en todas las aguas de la Bahía de Algeciras y Gibraltar con el fin de evitar que se produzcan este tipo de "desastres sanitarios y ecológicos".