CMA CGM UP

CMA CGM: Los volúmenes crecerán en el próximo año a pesar de la crisis económica

La naviera francesa CMA CGM se niega a ceder ante la dura etapa que se cierne sobre el comercio Asia-Europa, argumentando que las tendencias futuras en el mercado no serán realmente claras hasta después del Año Nuevo Chino a finales de enero.

El jefe ejecutivo del grupo, Farid Salem, valoró las recientes cifras negativas en el comercio como un receso normal en las fechas previas a Navidad y piensa que no deberían ser tomadas como referencia para las futuras actuaciones en el mercado. "Dado un tiempo de entrega de alrededor de 30 días para los bienes lleguen a Europa desde Lejano Oriente, los importadores europeos tradicionalmente han evitado recibir órdenes en Navidad y en el período de Año Nuevo", comentó.

La valoración es 'positiva' de las condiciones del mercado (en marcado contraste con la opinión de la mayoría de los altos ejecutivos de las navieras), ahora se pueden coger tarifas marítimas desde Asia a Europa a precios muy bajos, justo cuando los transportistas están negociando los contratos del servicios para el próximo año.

Un informe de contenerización internacional ha culpado a las navieras por sus 'tarifas innecesarias', dentro de una violenta guerra de precios a pesar de que los niveles de utilización de sus barcos en las rutas principales están sólo justo por debajo del 90%.

Salem afirmó, "Éste es tradicionalmente un trimestre débil, mientras que el período inmediatamente después de Navidad es también flojo". "Teniendo en cuenta que el Año Nuevo Chino cae en el 26 de enero, no será hasta después de entonces cuando el panorama del mercado para el 2009 comience a hacerse más evidente", dijo el ejecutivo. Esta misma opinión tuvo también para el comercio Asia-Norteamérica.

Añadió que las cifras de noviembre también se vieron afectadas por la decisión de las autoridades chinas de introducir un inmenente cambio en las tarifas de exportación que entrará en vigor a partir del 1 de diciembre, lo que ha causado que los exportadores chinos retrasasen los transportes hasta esa fecha para beneficiarse de ella. "Creo que no podemos ver las tendencias con la misma facilidad que el año pasado. No seremos capaces de juzgar hasta después del Año Nuevo Chino", explicó.

Salem añadió que el grupo continúa confiando en que los volúmenes crecerán en el próximo año a pesar de la crisis económica. "Todavía estamos hablando de crecimiento, pero tendremos que esperar para saber si habrá una parada o un crecimiento del 2 al 3%".

Los barcos del grupo tienen todavía relativamente buena carga, aunque CMA CGM tiene 77 nuevas construcciones programadas para ser entregadas en los próximos tres años, de las cuales, 32 buques deben entrar en servicio en el 2009.

Salem señaló, "El grupo espera ajustarse a los menores volúmenes de carga sin embargo, debido a la finalización en el próximo año del alquiler de 130 buques de los 400 de nuestra flota,"podremos hacer un gran ahorro" y "Seremos capaces de ajustarnos al nuevo nivel de mercado".

El vicepresidente de CMA CGM en Norteamérica, Jean-Philippe Thenoz, dijo que por el momento no había necesidad de meter ningún barco en el dique seco, ya que la naviera está centrada en las nuevas rutas norte-sur que se mantienen 'ilesas' ante la debilidad que está afectando a las rutas este-oeste.

La actual crisis de crédito tampoco está afectando a los planes del grupo para incrementar las inversiones en las terminales chinas de contenedores.

Después de anunciar en agosto que había comprado el 20% de las acciones del consorcio que recibió una concesión operativa de 50 años para una terminal de tres amarres que va a ser construida en el puerto de Tianjin en el norte de China. CMA CGM está planeando invertir 324 millones de dólares en una terminal en el puerto de aguas profundas de Xiamen al sur de China.

CMA CGM comunicó que en el proyecto (del que tiene un 30% de participaciones al lado de New World Services Holding de Hong Kong y de Xiamen Haicang Investment General) ha sido permitido ya por las autoridades chinas.

La terminal, que ofrecerá 754 metros de muelle y que tendrá una capacidad anual de 1,1 millones de teus, entrará en servicio en el 2010. CMA CGM tienen una concesión operativa por 50 años.

Salem explicó que el grupo también ha solicitado una participación minoritaria en una terminal de contenedores del puerto de agua profunda de Yangshan en Shanghái y que también está estudiando otras oportunidades de desarrollo en el sur de China.

Por último, descartó la existencia de planes para reducir las inversiones del grupo en terminales portuarias, indicando que las inversiones del grupo en terminales estaban produciendo fuertes resultados operativos.