Juan Riva ANAVE

El Registro Especial de Canarias debe ser una pieza clave en la mejora de la competitividad de las empresas navieras que en él inscriben sus buques. El año 1992 fue el peor momento hasta ahora para la Marina Mercante española, con un millón de toneladas bajo pabellón español y algo más del millón bajo otras banderas. Fue preciso la entrada en vigor de la Ley de Modificación del R.E.F. de Canarias de 1994, y posteriores leyes de presupuestos generales, así como las correspondientes de medidas fiscales, administrativas y de orden social, para que los navieros comenzaran a inscribir en él sus buques.

El pasado lunes el Ateneo de Madrid acogió una conferencia de Juan Riva, presidente de la Asociación de Navieros Españoles (ANAVE), en la que exigió un cambio del Registro Especial Canario (REC), registro español de buques nacionales o de banderas extranjera, con el fin de mejorar la competitividad y evitar que algunas flotas operen bajo bandera de conveniencia.

Riva destacó la necesidad de modificar el marco competitivo del REC “porque dos tercios del tonelaje de la flota mundial opera bajo bandera de conveniencia”. Todos los países marítimos de la UE disponen de sus registros autorizados, “pero las condiciones del Registro Especial Canario no son las más idóneas en cuanto a competitividad en determinados ámbitos. El REC ha quedado ya desfasado y necesita una actualización urgente”.

Para lograr esas mejoras, ANAVE propone aumentar la bonificación del IRPF de los oficiales nacionales de la UE enrolados en el REC del 50% -que es el porcentaje actual- al 90%.

Juan Riva añadió, además, que “sería necesario calcular el porcentaje mínimo del 50% de tripulantes nacionales de la UE respecto de la dotación mínima europea”.

Durante su intervención, el presidente de ANAVE hizo hincapié en la crisis vocacional y escasez de jóvenes que acceden al mercado laboral para trabajar en el sector marítimo.

Por otra parte, solicitó un mayor apoyo al transporte marítimo como alternativa sostenible y respetuosa con el medio ambiente. Para ello, se refirió a medidas de éxito desarrolladas en otros países, como pueden ser el Ecobono en Italia, para fomentar el transporte marítimo de corta distancia.

La mejora de los accesos terrestres y ferroviarios a los puertos también fue referida por Riva como requisito clave para aumentar la optimización del servicio en los mismos, a pesar de que existe una cantidad presupuestaria para este capítulo que supone el 0,5% de las inversiones del PEIT.