mensaje
WWF/Adena ha propuesto gravar con impuestos el transporte marítimo para recaudar fondos destinados a la lucha contra el cambio climático, según informa el diario "The Guardian".
Según la ONG, de este modo se podrían recaudar unos 33.000 millones de euros, que permitirían la implantación de tecnologías limpias y de otros avances para hacer frente al cambio climático en países en vías de desarrollo, aunque según la Organización de Naciones Unidas se precisarían al menos 50.000 millones de euros anuales para lograr estos objetivos. La propuesta ha suscitado críticas, ya que algunos expertos opinan que podría acarrear un incremento del coste de las importaciones de alimentos, especialmente en lugares que dependen del transporte marítimo para ello, como es el caso de las islas. Sin embargo, los expertos de WWF/Adena sostienen que esta medida sólo supondría un aumento medio de los precios inferior al 1%. El transporte marítimo genera en torno a 850 millones de toneladas de CO2 al año y es una de la formas menos contaminantes de transporte. Este sector y el de la aviación se encuentran excluidos de los tratados internacionales para la reducción de las emisiones de dióxido de carbono, aunque la ONU les ha instado a introducir medidas en este sentido. La Organización Marítima Internacional de la ONU analizará a lo largo de esta semana en Londres propuestas para la reducción de la contaminación generada por esta forma de transporte, entre ellas el intercambio de emisiones de CO2 mediante subastas de permisos para emitirlas y la aplicación de un impuesto fijo al combustible.