Martín Soler Buena
El consejero de Agricultura y Pesca, Martín Soler, ha mostrado su satisfacción por la celebración en Málaga de la primera jornada de trabajo sobre el futuro de la Política Pesquera Comunitaria, ya que ha permitido el intercambio de información y sobre todo la posibilidad de conocer y construir las directrices que impulsen un sector pesquero vivo, eficiente competitivo y sostenible.
En el encuentro, al que han asistido representantes de Administraciones Autonómicas, Estatal y Comunitaria, Soler ha abogado por la gestión de las pesquerías sobre la base del esfuerzo pesquero y no sobre las toneladas admisibles de captura (TACs), dado que "éste es un parámetro mucho más objetivo y los buques en su mayoría disponen de sistemas de seguimiento por satélite (VMS"). Asimismo, ha explicado que lo importante es avanzar en la simplificación de la Política Pesquera Comunitaria, racionalizando la normativa con el fin de facilitar la tarea tanto a las administraciones como al propio sector. Del mimo modo, y en línea con el Ministerio competente, ha defendido el mantenimiento de la actividad pesquera, como hasta ahora, en la franja de las 12 millas. En este sentido, ha aclarado que más del 90 % de la flota andaluza es artesanal y, por tanto, el número de barcos que faenan en la zona delimitada permanecen activos gracias a esta reserva. Sobre el enfoque medioambiental que se le quiere dar a la Política Pesquera Comunitaria, ha comentado que la finalidad es que abarque al conjunto de actividades económicas que se desarrollan y repercuten sobre el medio marino y no sólo limitada al ámbito comunitario sino en un contexto internacional. En este orden de cosas, el responsable de Pesca del Gobierno Andaluz ha recordado los esfuerzos de la Junta y del sector pesquero por desarrollar una actividad sostenible, que garantice unos caladeros en buenas condiciones y, por tanto, un mejor futuro para todos los que dependen de esta actividad económica. Se trata, según Soler, de seguir realizando "considerables" esfuerzos, como ya viene haciendo el sector desde que se está aplicando la Política Pesquera Comunitaria de 2002, para lograr el equilibrio entre la capacidad de captura de la flota y los recursos pesqueros existentes. Para ello contamos hasta 2013 con 295 millones de euros procedentes del Fondo Europeo de la Pesca. Por último, el consejero ha expresado su deseo de que con la entrada en vigor de la nueva reforma de la Política Pesquera Común los esfuerzos que realiza el sector para adaptarse a las nuevas condiciones y obligaciones se traduzcan en mayor rentabilidad y sostenibilidad para las empresas pesqueras, así como en un significativo grado de biodiversidad de los recursos marinos y de los ecosistemas.