Tiburon de aguas profunda
La Comisión Europea (CE) ha propuesto hoy prohibir en 2010 la pesca de varias especies de aguas profundas, como tiburones y el reloj anaranjado, así como reducciones anuales del 15 por ciento en otros recursos de ese tipo.
El Ejecutivo comunitario ha presentado hoy su propuesta sobre las posibilidades de pesca de poblaciones de aguas profundas para 2009 y 2010, que en general incluye recortes progresivos de las cuotas para estos peces -a veces localizados a 400 metros por debajo de la superficie del mar-.
En concreto, Bruselas propone que los Totales Admisibles de Capturas (TAC) para las especies de tiburones de aguas profundas y el reloj anaranjado se recorten un 50% en 2009 y en 2010 la cuota sea cero.
Asimismo, plantea disminuir el 15% en 2009 las cuotas de sable negro; granadero; maruca azul, besugo y brótolas.
Para 2010, propone rebajas adicionales del 15% (respecto a 2009) de las cuotas de maruca azul y sable negro en caladeros de interés para la flota española, tanto en las aguas ibéricas como en las del norte (Golfo de Vizcaya, aguas de Escocia e Irlanda y Gran Sol).
Según fuentes de la CE, la propuesta recoge "los compromisos adquiridos por los países en 2006 en el sentido de reducir progresivamente a cero los niveles de capturas de determinadas poblaciones a lo largo de cuatro años y también los informes científicos que confirman su situación biológica deficiente".
Bruselas es partidaria de actuar con "cautela" en la regulación de estas pesquerías: "Siempre que se planteen dudas, debemos garantizar que la pesca no se incremente más allá de sus niveles actuales hasta que conozcamos mejor las condiciones biológicas reales", ha declarado el comisario europeo de Pesca, Joe Borg.
La propuesta presentada hoy será debatido por los ministros de Pesca de la UE en su reunión de noviembre; el objetivo es que las cuotas de aguas profundas se acuerden ese mes, separadas de la negociación tradicional de TAC y capturas del mes de diciembre, en la que se pactan los cupos para las especies de más valor comercial.
La captura de peces de aguas profundas es un complemento para los ingresos de los pescadores, sobre todo de altura, dedicados a extraer especies principales como la merluza, el rape o el fletán.
Ante la situación general de escasez de los recursos pesqueros en el mar, las flotas cada vez más importancia a los peces de aguas profundas, lo que a veces han denunciado los ecologistas, quienes han ligado esta actividad con artes nocivas.
La CE ha basado sus propuestas en el asesoramiento del Consejo Internacional para la Exploración del Mar (CIEM) y el Comité Científico, Técnico y Económico de la Pesca comunitario.