Pedro Solbes
Así se recoge en la partida presupuestaria de 'Prestaciones por Desempleo' que es la que registra un incremento más importante en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para el 2009, del 24,3%, para dar respuesta al fuerte aumento del paro que espera el Gobierno.
Según el proyecto de presupuestos que el vicepresidente económico, Pedro Solbes, presentó ayer en el Congreso de los Diputados, el número de parados aumentará en más de 540.000 personas en el 2009 y rozará los 3 millones de desempleados. En unos dos años (desde finales del 2007), el número de parados habrá aumentado en más de un millón cien mil personas, hasta alcanzar el 12,5% de la población activa en el conjunto del Estado y cerca del 19% en Andalucía. 'Según las cifras del Gobierno', el año que viene se destruirán más de 100.000 empleos. En total, la partida de desempleo se ha presupuestado en 19.292 millones y se convierte en la segunda prioridad de gasto para el 2009 --un 5,9% del gasto total consolidado--, tras las pensiones --32,2%--. Como las cotizaciones por desempleo no dan para cubrir el gasto presupuestado, el Estado deberá inyectar 2.000 millones en el Servicio Público de Empleo. O lo que sea necesario si el paro crece aún más, ya que el ministro Pedro Solbes reconoció que la previsión oficial de crecimiento de la economía del 1% para el 2009 podría acabar resultando "optimista". Curiosamente, el gasto presupuestado para políticas de fomento del empleo cae el 1,3%. El secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña, explicó que lo que baja es el bloque de bonificaciones a la contratación, porque habrá menos contratos y porque hay subvenciones que vencen el año que viene. Por el contrario, suben el 6,7% las políticas activas de empleo, orientadas a la recolocación y formación de parados.