buque de la flota
En 2017 expirará el acuerdo ruso-ucraniano sobre la presencia de la Flota rusa del mar Negro en Crimea. Rusia puede incrementar su presencia en el Mediterráneo si pierde la base naval en Sebastópol (Crimea, Ucrania) donde tiene emplazada su Flota del mar Negro
Múrmansk (norte de Rusia), un grupo de buques de la Flota del Norte, encabezado por el crucero nuclear lanzamisiles 'Pedro el Grande', tomó rumbo al Estrecho de Gibraltar, informó hoy a RIA Novosti (Agencia Rusa de Información) el asesor del comandante de la Flota del Norte y su portavoz Ígor Babenko. El tiempo que queda hasta el comienzo de los ejercicios navales que se realizarán junto con la Armada venezolana en el mes de noviembre, permite cumplir varias misiones en el Mediterráneo, dijo. Los marineros rusos efectuarán entrenamientos planificados, visitarán varios puertos, en particular el de Tripoli (Libia). Tras ello el 'Pedro el Grande' y el gran buque antisubmarino 'Almirante Chabanenko' junto con las embarcaciones de abastecimiento se dirigirán al Caribe. Los buques de la Flota del Norte rusa emprendieron su larga travesía el 22 de septiembre. Lo antecedieron las negociaciones entre las partes rusa y venezolana, las que llevaron siete meses. "Precisamente por ello no se debe vincular esta travesía y los futuros ejercicios navales con la agresión de Georgia contra Osetia del Sur", explicó Ígor Digalo, asesor del comandante en jefe de la Marina de Guerra de Rusia.