Pesquero
La Consejería mantuvo un primer encuentro con los profesionales del mar el pasado día 3 de septiembre en Sevilla La Consejería de Agricultura y Pesca, el Ministerio del Medio Ambiente y del Medio Rural y Marino y representantes del sector pesquero se reúnen hoy en Madrid para analizar las nuevas posibilidades de ayudas que aprobó el Consejo de la Unión Europea (UE) con el objetivo de paliar los efectos que está teniendo el elevado precio de los combustibles en esta actividad y que entró en vigor el 31 de julio.
La finalidad de este encuentro es estudiar y adaptar en su caso las paralizaciones temporales de las flotas de arrastre y cerco del Mediterráneo y del Golfo de Cádiz a las consideraciones recogidas en una primera reunión con el sector pesquero que se celebró el pasado día 3 en Sevilla y en la que estuvieron presentes representantes de la Federación Andaluza de Cofradías de Pescadores (Facope), la Federación Andaluza de Asociaciones Pesqueras (Faape) y la Asociación Nacional de Armadores de Buques Congeladores de Mariscos (Anamar).
Como ya informó el consejero de Agricultura y Pesca, Martín Soler, el pasado 29 de julio (con motivo de la visita del secretario general del Mar, Juan Carlos Martín Fragueiro y el director general de Ordenación Pesquera, Juan Ignacio Gandarias para presentar al sector los principales puntos del Reglamento europeo), la Consejería está colaborando estrechamente con los profesionales del mar "para determinar los programas de adaptación que se van a llevar a cabo aquí en Andalucía" y poder así remitir la información a la UE lo antes posible.
La propuesta aprobada recoge, entre otras medidas, la flexibilización del porcentaje de desguace de la flota, que pasa del 30% al 20% para aquellas embarcaciones con menos de 12 metros de eslora. Las cuestiones planteadas por el sector en esa primera reunión fueron la necesidad de conocer los baremos de ayudas y si esas ayudas se harán extensibles a los barcos de menos de 10 años. La Dirección General de Pesca y Acuicultura de la Consejería informó al sector sobre los baremos de ayudas previstos en el programa operativo del Fondo Europeo de Pesca, los cuales no se ven alterados por el nuevo reglamento, así como la posibilidad de inclusión de barcos menores de 10 años en programas de adaptación siempre que su paralización se lleve a cabo cuando alcancen dicha edad.
Otro de los asuntos clave recogidos en las ayudas extraordinarias y objeto de debate es la parada adicional de tres meses que se fija para las flotas, que se suman a los ocho ya establecidos para los planes de gestión adoptados por los países miembros y que hacen un total de 11 meses de parada en los años 2007-2013. Estas paradas estarán necesariamente ligadas a planes de reestructuración, programas de adaptación, de modernización de la flota u otra medida colectiva que contribuya a mejorar la competitividad de la actividad pesquera.
En Andalucía, el sector pesquero aglutina unos 1.980 barcos, en los que trabajan a bordo cerca de 8.000 marineros. En total, alrededor de unas 40.000 personas dependen directa o indirectamente del sector.