The box containers
El sector de servicios portuarios prevé crecimientos del 5% en 2008 y del 3,5% en 2009, alcanzando en este último año una cifra aproximada de 4.125 millones de euros, según el informe "Servicios Portuarios" elaborado por DBK. De acuerdo con el estudio, las empresas que realizan esta actividad facturaron 3.800 millones de euros en 2007, lo que supone un 6,3% más respecto al mismo periodo del año anterior. Respecto a las diferentes prestaciones de servicios, los de consignación se configuran como la principal línea de negocio de las empresas del sector, con una facturación de 1.760 millones de euros, es decir, el 46% del total, y con un crecimiento del 5% respecto a 2006. En segundo lugar se sitúan los servicios de estiba y desestiba, aportando el 44% de la facturación total. Los ingresos en este segmento se cifraron en 1.670 millones de euros en 2007, un 8% más que en el ejercicio anterior, cuando había contabilizado una facturación agregada de 1.545 millones de euros. El servicio de remolque se situó en unos 260 millones de euros en 2007, cifra que viene experimentando crecimientos situados entre el 4% y el 5%, agrupando el 7% del mercado en 2007. El segmento de otros servicios, que engloba los de recogida de residuos y amarre y desamarre, concentró el 3% del total en 2007, al cifrarse en algo más de 100 millones de euros. Por otro lado, la facturación de las empresas concesionarias de terminales de contenedores alcanzó los 945 millones de euros en 2007, tras registrar una tasa de crecimiento medio anual del 13% en el período 2004-2007. De esta forma, el aumento del tráfico de contenedores y la apertura de nuevas terminales impulsaron el negocio de este tipo de compañías. La cifra de negocio del resto de terminales marítimas, que alcanzó los 250 millones de euros en 2007, contabilizó un comportamiento más moderado, al aumentar en torno a un 6,3%. En 2007 operaban en España alrededor de 475 empresas con actividad de prestación de servicios portuarios bajo licencia. La mayoría de estas sociedades se encuentran integradas en grandes grupos empresariales vinculados al sector de transporte marítimo que han diversificados su actividad hacia la prestación de servicios anexos al mismo. Por último, entre los cinco primeros grupos del sector se encentran las compañías Dragados SPL, Bergé Marítima, Marítim TCB, Romeu y Maersk, entre otras, las cuales reunieron en 2007 el 44,5% del volumen total del negocio generado, participación que ascendió hasta el 58% al considerar a los diez primeros.