Atraques
El concurso público para adjudicar los atraques 2 y 3 del puerto de Tarifa ha despertado el interés de cuatro empresas navieras que ya operan en la línea marítima del Estrecho.
FRS, Baleària, Líneas Marítimas Europeas y una Unión Termporal de Empresas (UTE) formada por Acciona y la marroquí IMTC han presentado proyectos para hacerse con los amarres que les permiten operar en la línea marítima de Tarifa y Tánger. Las buenas cifras registradas en los últimos años en el puerto tarifeño no ha sido el único atractivo para que las navieras que actualmente operan en el Estrecho se interesen por la ruta marítima Tarifa-Tánger. Su cercanía al continente africano y sobre todo la próxima apertura de la línea con el nuevo puerto de Tánger-Med ha sido otras de las causas para que estas navieras liciten por un atraque en Tarifa. La convocatoria permitía que se presentaran tanto empresas como grupos de empresas. Esa es la fórmula que ha elegido Acciona e IMTC para ofertar por uno de los dos atraques del puerto tarifeño. Baleària, por su parte, ha presentado una oferta basada en la aportación tecnológica y un plan de contingencias con varios barcos y que permite evacuar a los pasajeros desde Tarifa hasta Algeciras cuando se suspendan las salidas desde el puerto tarifeño por el mal tiempo, según el texto presentado. Líneas Marítimas Europeas, que actualmente opera en la Algeciras-Tánger, también ha decidido apostar por Tarifa presentándose para hacerse con los atraques. La APBA decidirá tras estudiar las ofertas más convenientes.
La concesión en régimen de autorizaciones administrativas incluye el atraque número 2 que cuenta con unos terrenos de 3.160 metros cuadrados, una lámina de agua de 1.420 metros cuadrados e instalaciones auxiliares; y el atraque número 3, con unos terrenos de 5.005 metros cuadrados, una lámina de agua de 2.275 metros cuadrados e instalaciones. El plazo de concesión que ha puesto el puerto es de dos años, prorrogable a otro más, por lo que las navieras que se hagan con estas instalaciones podrá operar en ellas hasta 2011.