Inspección MoU
El número de buques detenidos en el puerto Bahía de Algeciras según el Memorando de París (The Paris MoU; acuerdo alcanzado por 27 administraciones marítimas de países pertenecientes a la UE, Canadá, Croacia, Islandia, Noruega y la Federación Rusa con el objetivo de mejorar la seguridad marítima y la protección del medio marino) creció en los primeros seis meses del año con respecto al mismo periodo del año anterior. Hasta junio se detuvieron a un total de diez buques extranjeros cuando en el semestre del año pasado sólo fueron seis. Este es el resultado de las 75 inspecciones realizadas por la Capitanía Marítima de Algeciras. Entre todos los barcos detenidos suman un total de 69 deficiencias por las que Capitanía decidió sancionar a las embarcaciones. Siete de las diez detenciones estuvieron motivadas por deficiencias relacionadas con el sistema de prevención de la contaminación: El Starligt de pabellón Liberiano; los panameños Sea Profiler y Forward Bridge, el Ibiza Cement con pabellón de las Bahamas, el Aigiorgis, Maltes (UE); el chipriota Omiros (UE), y el noruego Wilmina (UE).
El barco de bandera iraní, Iran Bagheri, el venezolano Arismendi, y el Ayses, de Turquía, fueron los otros buques sancionados por otros motivos. Por tipo de barcos, los graneleros, con cuatro, y los petroleros, con tres, fueron los que más detenciones sufrieron. Algeciras fue el segundo puerto a nivel nacional donde más detenciones se dieron en el primer semestre del año, sólo por detrás de Las Palmas, donde 13 barcos fueron sancionados según el MoU. A nivel nacional, se detuvieron en el primer semestre del presente año a un total de 95 barcos extranjeros, el mismo número de detenciones que se produjeron en el mismo periodo de 2007. España fue el segundo país que más inspecciones realizó el pasado año con un total de 2.146, lo que representa el 9,36% del total. De estas, 116 fueron realizadas por la Capitanía Marítima de Algeciras. Italia es el país con más número de inspecciones, con 2.228. Estas inspecciones consisten en controles técnicos, radioeléctricos, de seguridad y de prevención de la contaminación de los buques civiles españoles y de los extranjeros cuando así se autorice por acuerdos internacionales como el Memorando de París. También se aprueba la homologación de aparatos, materiales y equipos de las embarcaciones. España se mantiene en el puesto 21 en la Lista Blanca. Sin embargo, desde la creación de las listas, la flota española figuró en la Lista Gris hasta el año 2004. La mejoría en las condiciones de la flota española se constató en la campaña que los Estados del MOU realizaron entre el 1 de septiembre y el 30 de noviembre de 2007 para evaluar el cumplimiento del Código Internacional de Gestión de la Seguridad (SGS), en la que ningún buque de bandera española fue detenido.