punto del incidente
El incidente devuelve a la memoria el hundimiento del 'New Flame', que chocó con el 'Torm Gertrud' hace un año en circunstancias similares. Un año después del accidente, aún quedan 10.000 toneladas de chatarra y restos del casco bajo las aguas de la bocana de la Bahía de Algeciras. El buque portacontenedores 'Verónica B' del grupo Boluda Corporación Marítima y el Tankship panameño 'Ginga Saker' se han visto envueltos ayer en un incidente en la Bahía de Algeciras, que se ha saldado sin heridos ni vertidos, aunque el casco del buque canario ha sufrido daños de poca consideración. El Gobierno de Gibraltar ha indicado que el suceso se produjo cuando el "Verónica B", un portacontenedores de 22.525 toneladas y capacidad para 1.006 teu´s, entraba en la bahía de Algeciras procedente de Valencia, mientras el "Ginga Saker" un tanquero de 12.110 toneladas de registro bruto, de bandera panameña, que transportaba aceite vegetal, estaba saliendo de la zona norte del puerto gibraltareño para dirigirse al puerto de Rotterdam (Holanda). El Gobierno de Gibraltar explicó que el Veronica B tuvo que realizar una 'maniobra de emergencia' consistente en virar hacia su derecha mientras que la otra embarcación mantuvo el rumbo fijo. El buque consiguió con éxito evitar la colisión frontal con el tanquero, aunque, al estar navegando cerca de puerto, se golpeó con el espigón de North Mole del puerto de Gibraltar. Tras el choque con el terreno portuario, el buque canario del Boluda Corporación Marítima sufrió daños de poca consideración en la parte derecha de la proa del casco. Según comunicó el gobierno de Gibraltar, los daños en el casco del barco español están 'muy por encima de la línea de flotación' y, por tanto, 'no plantea una amenaza para la integridad del buque'. En cualquier caso, las consecuencias que en el barco tuvo el impacto serán evaluadas y tendrá que aprobarse un adecuado plan de reparaciones antes de que el buque tenga autorización para salir a su destino. El Gobierno del Peñón informó posteriormente que ambos buques permanecerán anclados en la jurisdicción del puerto de Gibraltar mientras que los peritos de la administración marítima del Peñón realizan una inspección e investigación para aclarar lo sucedido y explicar por qué ambos navíos ocupaban la misma ruta para entrar y salir de la Bahía de Algeciras. Explicó el Gobierno gibraltareño que los dos buques accidentados están 'sujetos a la detención preventiva en el marco del Memorando de Entendimiento de París (MOU) sobre control del estado del puerto'. La maniobra de la tripulación del buque con pabellón español evitó un nuevo accidente grave en la Bahía de Algeciras donde diaramente cruzan un número elevado de embarcaciones.